Resumen del Informe del Secretario General de la ONU sobre la Responsabilidad de Proteger: Lecciones aprendidas para la prevención

(Nueva York, 18/06/2019) El onceavo informe sobre la Resposabilidad de Proteger (R2P) del Secretario General de las Naciones Unidas, hace énfasis en la importancia de la prevención. El informe hace un balance de una serie de medidas que los estados de forma individual y la comunidad internacional pueden emprender mientras defienden sus responsabilidad de proteger basado en las mejores prácticas desde la adopción del R2P en 2005 en la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas.

Si bien el informe reconoce un número creciente de situaciones de atrocidad contemporáneas en todo el mundo, el secretario general advierte que «hay una brecha creciente entre nuestras palabras de compromiso y la experiencia de proteger a las poblaciones vulnerables». El informe ofrece un número de políticas prácticas basadas en experiencias de la última década y sirven como un llamado a la acción de estados miembros e instituciones internacionales.

Puntos claves

  • Los informes del Secretario General de 2017, 2018 y 2019 han destacado las tendencias internacionales en el número de situaciones donde ocurren crímenes atroces, el compromiso con el multilateralismo, y respeto a las normas  y leyes internacionales  de protección de los derechos humanos «están llendo en la dirección equivocada». Adicionalmente, la comunidad internacional continua fallando en su capacidad de tomar acciones tempranas para prevenir las inminentes amenazas de atrocidades. Esta realidad exige un compromiso aún más fuerte de defender el principio de la Responsabilidad de Proteger.
  • Estados han adoptado una serie de medidas para fortalecer su resiliencia ante los crímenes atroces. Esto incluye el nombramiento de Puntos Focales del R2P por más de  60 estados y 2 organizaciones regionales. Además del Punto Focal R2P, numerosos actores dentro de los estados han asumido el cargo de prevención de atrocidades, incluyendo parlamentos, ombudsman,
    instituciones nacionales de derechos humanos y sociedad civil.
  • Las organizaciones regionales también han adoptado un número de compromisos dirigidos a apoyar a sus estados miembros en la defensa del R2P. Tales esfuerzos podrían ser fortalecidos a través de una mayor colaboración entre tales organizaciones, como lo demuestra la ONU-africana y la
    cooperación trilateral Unión Europea-Unión Europea.
  • Sin embargo, la comunidad internacional puede hacer más para ayudar a los estados, ya que abordan las debilidades en su capacidad para prevenir atrocidades, incluyendo la identificación sistemática de los riesgos de atrocidad en el proceso de Revisión Periódica Universal e informes nacionales  a los órganos de tratados de derechos humanos, así como ayudando a los países a lograrlos objetivos de Desarrollo, en particular el objetivo 16.
  • La prevención se puede lograr de manera más efectiva a través de un enfoque holístico que utiliza una amplia gama de herramientas como resultado, la prevención de atrocidades se beneficia de
    conexiones con otras agendas de protección y compromisos globales de derechos humanos. Sin embargo, los mejores resultados para la acción temprana y la respuesta temprana se realizan cuando la prevención de atrocidades y la defensa  de  la responsabilidad de proteger están incluidas dentro de otras prioridades.
  • Fortalecimiento del Estado de Derecho y garantía de la rendición de cuentas por crímenes de atrocidad pasados no es solo una parte importante de llevar a los responsables ante la justicia,
    también es un medio para facilitar la no recurrencia y prevenir nuevos delitos.

Traducción no oficial.

Informe completo aquí