OCHA: El jefe de asuntos humanitarios de la ONU pide solidaridad y aumentar el apoyo al pueblo venezolano

(Caracas, 02/07/2022) El Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia, Martin Griffiths, finalizó hoy su visita a Venezuela, la primera que realiza a Latinoamérica desde su nombramiento en 2021.

Durante su visita, el Sr. Griffiths se reunió con el Presidente de la República, el Presidente de la Asamblea Nacional, la Vicepresidenta Ejecutiva, los Vicepresidentes sectoriales, la Delegación de la oposición en el diálogo de México, así como con agencias de la ONU y ONG nacionales e internacionales. Juntos, discutieron las formas de fortalecer esfuerzos conjuntos para satisfacer las necesidades de las personas más vulnerables y crear oportunidades para que los venezolanos también puedan empezar a recomponer sus medios de vida y satisfacer sus aspiraciones para el futuro.

“Estoy esperanzado al ver que la economía está mostrando signos de recuperación”, dijo el Sr. Griffiths, al tiempo que añadió que “siguen existiendo significativas necesidades humanitarias. Es más importante que nunca que la comunidad internacional muestre una mayor solidaridad con el pueblo venezolano para que se pueda asegurar que los más vulnerables, como las mujeres, las niñas, los niños y adultos mayores, no se queden atrás.”

En la capital, el Sr. Griffiths visitó la Maternidad Concepción Palacios, donde se reunió con personal médico, mujeres embarazadas y madres con sus bebés recién nacidos. En su recorrido, pudo conocer de primera mano cómo la ayuda humanitaria ha contribuido a reforzar los servicios sanitarios y a reducir la mortalidad materna a través de la asistencia técnica, provisión de agua y entrega de suministros y equipos.

“Me complace decir que, en mis reuniones con las autoridades, acordamos publicar el Plan de Respuesta Humanitaria para 2022-2023, que ayudará a facilitar el acceso a recursos para el bienestar del pueblo venezolano”, dijo el Sr. Griffiths. “Acordamos, además, trabajar conjuntamente para mejorar las condiciones de acceso de los socios humanitarios”.

El Plan requiere 795 millones de dólares para este año y tiene como objetivo llegar a 5,2 millones de personas con asistencia, centrándose en el apoyo a los servicios de salud, la seguridad alimentaria, la nutrición, el fortalecimiento de la prestación de servicios básicos, la educación, la promoción de la protección y la movilidad humana. El Plan proporciona asistencia para salvar vidas, fomenta la resiliencia, restablece los medios de subsistencia y aborda los principales riesgos de protección para los grupos de población más vulnerables.

Griffiths agradeció a los donantes internacionales sus esfuerzos para movilizar 170 millones de dólares en lo que va de año, al tiempo que pidió una mayor solidaridad y un aumento de la financiación humanitaria por parte de la comunidad internacional. “Los donantes están haciendo importantes esfuerzos para movilizar el apoyo humanitario para el pueblo venezolano pero debemos hacer más”, dijo Griffiths, haciendo hincapié en que “ello también debe ir acompañado de un mayor compromiso con el desarrollo de Venezuela que pueda aprovechar el impulso creado por estos primeros signos de recuperación económica y ayudar a convertir esto en oportunidades y esperanza para millones de personas”.

Dado que Venezuela es un país con importantes recursos propios, Griffiths también hizo un llamamiento al gobierno, a la oposición y a la comunidad internacional para que trabajen juntos y lleguen a acuerdos que prioricen las necesidades del pueblo venezolano, canalicen estos recursos para abordar los retos humanitarios y sociales más urgentes y promover la recuperación económica del país.

El Sr. Griffiths añadió, también, que “la ONU está dispuesta a apoyar a una Venezuela que, no sólo tiene una oportunidad única para encontrar soluciones a sus propios desafíos, sino que, en un contexto de crisis energética y alimentaria mundial, también tiene el potencial de contribuir a las soluciones globales para los más vulnerables”.

Fuente: HumVenezuela