«Las personas mayores son invisibles y vulnerables en las emergencias», dijo experta de la ONU

«Las emergencias afectan el ejercicio de lso derechos humanos. Las personas mayores son afectadas de forma desproporcionada en estas situaciones, aunque muchas veces esto permanece invisible», dijo un Experta Independiente de las Naciones Unidas para Personas Mayores, Rosa Kornfled – Matte.

Kornfeld-Matte hizo su declaración mientras presentaba su informe al Consejo de Derechos Humanos. El informe trata sobre los derechos humanos de las personas mayores en situaciones de emergencia, y algunas sugerencias para mejor el acceso.

Situaciones de emergencia, ya sean causadas por desastres naturales o conflictos, agravan los problemas ya existentes que enfrentan loas personas mayores en materia de derechos humanos. Vulnerabilidades como la reducción de la movilidad, problemas de salud, discapacidad y el cuidados de otros miembros de la familia son algunos de los retos que las personas mayores tienen que enfrentar mientras tratan de acceder a la ayuda humanitaria. dijo Kornfeld – Matte.

«A pesar de los altos riesgos a los cuales están expuestas, las personas mayores son regularmente menos visibles en las evaluaciones y procesos de planificación, en parte por el mayor énfasis en grupos de jóvenes en el trabajo humanitario en las comunidades», dijo.

La falta de datos sobre las personas mayores afectadas por las emergencias está teniendo un efecto negativo en los derechos y servicios, se afirma en el informe. Por ejemplo, en 2018, 68.5 millones de personas han sido desplazadas forzadamente en el mundo como resultado del conflicto y la violencia generalizada. No había información disponible de cuantos eran personas mayores.

Una de las pocas estadísticas disponibles sobre personas mayores en emergencias se refería a la población refugiada con fecha de 2017, donde los datos muestran que el 3% de ellos eran mayores a 65 años. Kornfeld-Matted definió la falta de datos oportunos como una barrera a la inclusión de las personas mayores en las acciones humanitarias.

«En situaciones de desplazamiento forzado, las personas mayores regularmente enfrentan muchos obstáculos para acceder a los marcos de protección social», dijo. «Las personas mayores usualmente son excluidas de las iniciativas de recuperación económica. Los programas de sustento regularmente tienen un límite de edad o no reconocen las capacidades y habilidad de las personas mayores que desean trabajar».

El informe de Konrfeld – Matte realizó varias recomendaciones para mejorar los servicios para personas mayores en situaciones de emergencia, incluyendo: mejor recolección y análisis de los datos de las poblaciones afectadas; consultar a las personas mayores para identificar las barreras para el acceso y la asistencia; asegurar la no discriminación en programas de sustento para brindar opciones para personas mayores en el diseño de estos programas; y asegurar que las necesidades de salud de las personas mayores se vean reflejadas en cualquier programa de salud.

«En situaciones de emergencia, las personas mayores son particularmente vulnerables«, dijo. «Debería tenerse presente que la edad regularmente acentúa otras formas de vulnerabilidad y desigualdad, por ejemplo, cuando las personas mayores no ejercen totalmente sus derechos en tiempo regulares, su vulnerabilidad en situaciones de emergencia aumenta»

Traducción no oficial.

Fuente oficial