ACAPS: «La hiperinflación en Venezuela llevará a más pobreza, deterioro de las condiciones de vida y mayor escasez de alimentos y medicinas»

(Ginebra, 29/03/2019) ACAPS proveedor internacional de datos en contextos humanitarios ha realizado una actualización sobre la situación humanitaria en Venezuela.

Contexto

La crisis socioeconómica en Venezuela continuó deteriorándose a lo largo de 2018, lo que llevó a un mayor colapso de servicios, el deterioro de las instalaciones de salud, la seguridad alimentaria y la nutrición entre la población, y uno de los más grandes desplazamientos masivos en la historia de América del Sur. En diciembre de 2018, la inflación se situó en 2,500,000%, y esto se espera que siga aumentando. La disponibilidad de alimentos se ve obstaculizada por las restricciones a la importación, y los aumentos de precios se reducen acceso a alimentos, medicinas y otros bienes básicos. La crisis económica se ve agravada por la profundización de la crisis política.
Esto se caracteriza por la erosión de las instituciones democráticas y el creciente descontento civil. El enfrentamiento entre el gobierno y la oposición está exacerbando el riesgo de confrontación armada, y la probabilidad de la intervención internacional parece cada vez más probable.

Alcance y escala previstos

Dentro de Venezuela, se espera que la inflación siga en espiral, llevando a más pobreza, deterioro de las condiciones vida , mayor escasez de alimentos y medicamentos, más muertes causadas por el fracaso del sistema de salud, y la parálisis del comercio y la educación. Existe el riesgo de que tensiones internas y creciente presión internacional. Las partes interesadas podrían llevar a una confrontación armada, y crecer
el descontento entre la población es cada vez más probable para desencadenar disturbios civiles a gran escala. No hay indicios de que la afluencia de venezolanos disminuirá en un futuro cercano,
y se espera que el número de refugiados de Venezuela alcanza los 5,3 millones a finales de 2019. Es probable que las capacidades y los servicios básicos de los países vecinos sean aún más tensos.

Para leer el reporte completo, ingresa aquí