Almagro llama al Gobierno de Venezuela a cesar la represión en forma inmediata

(Washington, 4/07/2017) El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, instó hoy al Gobierno de Venezuela a cesar el uso de la violencia y de otras herramientas de represión en contra de manifestantes opositores que protestan pacíficamente en defensa de la democracia y el Estado de Derecho en su país.

El Secretario General, expresó su preocupación por la murte de un manifestante y decenas de heridos y detenidos en las protestas contra el Gobierno de Nicolás Madur. Respecto del asesinato de Jairo Ortíz, destacó que“este crimen debe llamar a la democracia en el país, a hacer justicia, a superar la ignominia de la cobardía de sus asesinos”.

De igual manera, señaló la responsabilidad de los militares por los hechos recientes. “Se trata de un autoritarismo que se escuda en las fuerzas armadas que, lejos de actuar como las fuerzas del orden, actúan como las fuerzas de la represión y del terror. Es un autoritarismo que, en su escalada de odio y vergüenza, contagia también de odio y vergüenza a las fuerzas armadas. Este régimen autodenominado cívico-militar es el responsable no sólo de la pérdida de la Democracia y de la crítica situación alimentaria en Venezuela, es también responsable de incitar al odio mediante la represión”, dijo.

En igual sentido, resaltó que “La protesta pacífica y el derecho a la libertad de reunión pacífica son derechos universales que debe respetar cualquier gobierno, especialmente los gobiernos democráticos”, para concluir con la falta de Estado de Derecho y la falta de Derechos Humanos en Venezuela.

El Secretario General Almagro instó a los responsables políticos que gobiernan el país a “deponer su actitud represiva, que sólo puede conducir a más aplastamiento de libertades y a situaciones de mayor dolor y duelo”.

Hizo también referencia a que “es absolutamente impropio de la institución militar plegarse al autoritarismo, sus fiscales no son acusadores de presos políticos, sus servidores no son torturadores, sus oficiales no son instrumento de la represión, sus oficiales no son la mano de la corrupción”.

“Hoy me veo obligado a advertir al gobierno de Venezuela que los demócratas del continente no aceptaremos pagar con sangre venezolana las deudas de democracia, libertades, prosperidad, Constitución y derechos que sus gobernantes han contraído a costillas del pueblo”, concluyó el Secretario General de la OEA, al tiempo de hacer un nuevo llamado a “elecciones, el único camino para que Venezuela tenga un Gobierno legítimo surgido del único soberano: el pueblo”.

Lea el comunicado completo