Ban Ki Moon designa alto funcionario a cargo de intimidaciones y represalias contra defensores de DDHH

(Ginebra, 05/10/2016, ISHR). El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dio a conocer ayer una iniciativa muy necesaria para ayudar a combatir el problema creciente de gobiernos que impiden a defensores de los derechos humanos relacionarse con la ONU o los cuales se castiga e incluso encarcela cuando lo hacen.

Al Secretario General Adjunto, Andrew Gilmour, se le dará mandato especial para recibir, considerar y responder a las acusaciones de intimidación y represalia contra los defensores de los derechos humanos y otros actores de la sociedad civil que participan en la ONU.

La asesora legal del SIDH, Madeleine Sinclair, elogió el anuncio.

«Este es un avance bienvenido. La capacidad de las personas u organizaciones para proporcionar evidencia o enviar información o quejas a la ONU no es un privilegio, es un derecho fundamental consagrado en la Declaración de la ONU sobre defensores de derechos humanos y debe ser protegido «, dijo la señora Sinclair.

Al anunciar el nombramiento, durante la que probablemente sea su última visita a Ginebra, como Secretario General, el Sr. Ban dijo que estaba profundamente alarmado por el creciente número de represalias y esperaba que la iniciativa ayudará a poner fin a todo intimidación y represalias contra los que cooperan con las Naciones Unidas sobre los derechos humanos.

«Estos valientes individuos a menudo son nuestros únicos ojos y oídos en ambientes extremadamente difíciles – y les debemos nuestro mejor apoyo posible,» dijo el Sr. Ban.

Ver nota de prensa aquí.