Según ACAPS, más de 33 millones de personas se ven afectadas por el alto flujo migratorio de venezolanos

(Washignton D.C, 04/06/2019) ACAPS realiza un análisis de las necesidades humanitarias en la región producto de la migración forzada de venezolanos.

En marzo 2019, al menos 3.7 millones de venezolanos han huído del país, y con el deterioro de la situación política y económica en Venezuela, no hay indicios de que el flujo disminuirá pronto. ACNUR estima que para finales de 2019 el número de venezolanos que huyen del país ascenderá a 5.3 millones.

Muchos venezolanos en países anfitriones están en necesidad urgente de comida , nutrición, salud y asistencia WASH; las necesidades varian dependiendo del país. Asistencia y protección son cruciales, incluyendo asistencia legal con documentación en regla para el acceso a servicios de salud y empleo. Un número significativo de venezolanos permenecen en situación irregular (debido a la falta de documentación, largos periodos de espera, impuestos altos, etc.), dejándolos sin derechos ni acceso a los servicios, y vulnerables a la explotación y el abuso. Mientras la crisis en Venezuela continúa deteriorandose, países anfitriones están luchando cada vez más para responder al flujo de venezolanos. El incremento en el número de personas que ingresan a los países vecinos crea gran presión sobre los servicios básicos, especialmente en zonas fronterizas. Para dar respuesta al flujo, un Plan Regional de Respuesta a los Migrantes y Refugiados en América Latina y el Caribe.

Cifras claves

  • 33.477.000 personas afectadas.
  • 3.700.000 personas desplazadas.
  • 17.530.000 personas en necesidad.

Traducción no oficial.

Fuente oficial