ONG de derechos humanos solicitan al Primer Ministro de Trinidad y Tobago garantizar la reunificación familiar y el bienestar de los 16 niños venezolanos retornados

(Trinidad y Tobago/Venezuela/Chile/ Washington D.C., 27/11/2020) 25 organizaciones de derechos humanos enviaron un carta  abierta al Primer Ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley instándolo a garantizar el derecho a la reunificación familiar y el interés superior del niño de los 16 niños y niñas venezolanos que retornaron al país luego de su deportación.

A continuación el texto te la carta abierta.

Las organizaciones firmantes, escribimos para expresar nuestro alivio por el retorno de al menos 16 niños, incluyendo un bebé, y un estimado de 12 adultos a Trinidad y Tobago luego de su deportación el pasado 22 de noviembre.

Nosotros, los firmantes creemos que esto le da a las autoridades de Trinidad y Tobago una segunda oportunidad para cumplir con sus obligaciones nacionales e internacionales de proteger los derechos de los niños, y brindar protección a las personas que buscan seguridad.

Solicitamos al gobierno reunir inmediatamente a los niños con sus familias, darles acceso para solicitar asilo, investigar para determinar si fueron víctimas de tráfico, y brindar atención médica, como debió haber ocurrido luego de que fueran identificados la primera vez por las autoridades en Trinidad y Tobago.

De acuerdo a información  inicial disponible, al menos algunos de los niños tienen familiares que se encuentran registrados en ACNUR, haciendo aún más necesario que las autoridades les concedieran acceso a procedimientos de asilo según las obligaciones del país bajo las leyes internacionales.

Según informes, al menos 50 niños han sido deportados este año, a pesar del hecho que Trinidad y Tobago es firmante de la Convención de los Derechos del Niño, que requiere a los Estados actuar en el interés superior del niño, absteniéndose de detenerlos según las leyes internacionales, y la prohibición de deportalos en situaciones donde podrían enfrentar daños o peligros.

En una conferencia de prensa realizada el 24 de noviembre, el Ministro de Seguridad Nacional parecía sugerir que los niños pudieron haber sido tráficados. Esta es mayor razón para que los niños y los adultos sean investigados para determinar si fueron víctimas de tráfico. En efecto, Trinidad y Tobago tiene obligaciones bajo la Ley de Trata de Personas de identificar posibles víctimas de trata, y brindarles protección y reparaciones. y

El Ministro de Seguridad Nacional también indicó que los niños se encontraban detenidos por las autoridades para proteger a la población del riesgo de COVID-19. Deseamos recordarle a su gobierno que muchos países han establecido con éxito prácticas que permiten que los solicitantes de asilo estén exentas de prohibiciones de ingreso de acuerdo con la ley internacional lo que ha sido exitosamente examinado y se les brinda acceso a atención médica. La pandemia no puede ser usada como una excusa para negar el acceso al asilo y a la seguridad a quienes más lo necesitan.

Como indicaron 25 organizaciones de derechos humanos en un carta abierta previa al Primer Ministro, los venezolanos están huyendo de graves violaciones de derechos humanos que recientemente fueron señalados por la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos sobre Venezuela que podrían constituir graves crímenes contra la humanidad. Esto, combinado con una crisis humanitaria en curso, significa que continuaran buscando protección internacional/asilo fuera de su país, incluso en medio de una pandemia. Reiteramos que Trinidad y Tobago debe conseguir maneras de conceder residencia legal para venezolanos a través de la re apertura del proceso de registro o el transcurso de una ley nacional de refugiados, lo cual facilitaría el cumplimiento del derecho internacional.

A pesar de que todo el mundo está viviendo en tiempos complicados debido a la pandemia de COVID-19, aún permanece la obligación de los líderes mundiales como usted de defender los derechos de todas las personas, incluyendo los niños. Como otros países latinoamericanos han hecho, solicitamos a Trinidad y Tobago conseguir soluciones compartidas y recursos para dar respuesta a las personas  que huyen de Venezuela.

Esta es la oportunidad de que Trinidad y Tobago de estar del lado correcto de la historia.

Sinceramente,

1. Acceso a la Justicia
2. Acción Solidaria
3. Amnistía Internacional
4. Asylum Access
5. Aula Abierta
6. Caribbean Centre for Human Rights
7. Centro de Justicia y Paz – Cepaz
8. CIVILIS Derechos Humanos
9. Clínica Jurídica de Migrantes y Refugiados de la Universidad Diego Portales (Chile)
10. Comisión Nacional de DDHH de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela del
estado Táchira
11. Derechos Humanos Con DR Corp
12. Families in Action
13. FundaRedes
14. La Casita, Hispanic Cultural Centre
15. Red Jesuita con Migrantes LAC
16. Refugees International
17. Ryu Dan Dojo Empowerment Foundation

Traducción no oficial

Carta abierta