Manual sobre Migración, Derechos Humanos y Gobernanza

(Ginebra, 18/04/2018) La Organización Internacional para el Trabajo (OIT), La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y la Unión Interparlamentaria publican el Manual para Parlamentarios n° 24, títulado «Migración, derechos humanos y gobernanza».

En el informe el grupo de agencias manifiesta que debido al movimiento permanente de personas, cada vez son más complejas las decisiones que los políticos y/o lideres deben tomar e implementar, para que la migración sea controlada, justa, beneficiosa para todas las partes, al mismo tiempo deben velar por que las medidas ejecutadas deben ser respetuosas de los derechos humanos. Además resaltan que a pesar de que actualmente hay un gran número de países y lideres que se esfuerzan en cumplir con estos principios, existen medidas que hacen ver a la migración como un «fenómeno amenzador», las cuales pueden tener consecuencias negativas en los derechos de los migrantes y sus familiares.

En el manual recuerdan que los migrantes comúnmente «dejan sus países de origen debido a una situación de conflicto, a violaciones generalizadas de derechos humanos u otras razones que amenacen su vida o su seguridad». Además señalan que la migración es un fenómeno global, y que ninguna región esta exenta de ella. Actualmente todos los países del mundo son a la vez de origen, tránsito y destino para la migración internacioal, la cual anteriomente tenía una dinámica donde prevalecía la movilización Sur – Norte.

Las agencia indican que los migrantes trabajadores en contextos de crisis económicas son particularmente vulnerables a la violación de sus derechos, debido a que » la mano de obra migrante suele ser utilizada como un “amortiguador cíclico”, de este modo los trabajadores migrantes suelen ser “los últimos en ser contratados y los primeros en ser despedidos”, al tiempo que, por lo general, sus vínculos laborales no están sujetos a normas, son precarios y están en sectores o actividades escasamente regulados».

Además, en este informe las agencias hacen un llamado a recordar que el derecho internacional de los derechos humanos no está limitado a los nacionales de un Estado, sino a todos aquellos que se encuentren dentro de su jurisdicción, incluyendo a los migrantes, sin importar si tienen estatus regular, irregular, documentado o indocumentado.

Para leer el informe completo ingresa aquí