Expertos en derechos humanos de la ONU piden mayor protección para los refugiados LGBTI

(Ginebra, 01/07/2019) Los Estados y otros actores involucrados en la protección de refugiados deben reconocer las vulnerabilidades únicas y las necesidades específicas de personas solicitantes de asilo y refugio lesbianas, gay, bisexuales, trans, instersexo y diversidad de género (LGBTI), dijeron el experto independiente de las Naciones Unidas sobre protección contra la violencia y discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género, Victori Madrigal – Borloz, y la asistente de ACNUR, Volker Türk, dijeron el día de hoy.

«Para muchas personas LGBTI, el trauma y la persecución inicia antes de su viaje hacia la seguridad», dijo el experto independiente. «La persecución muchas veces se manifiesta a través de leyes que criminalizan la orientación sexual, la identidad de género o la persecución, o que son discriminatorias». 

 

Dijo que las personas LGBTI también están expuestas a niveles desproporcionados de detenciones arbitrarias, abuso policial, violencia y asesinatos extrajudiciales tanto por actores estatales como no estatales, así como abusos en el  contexto médico, incluyendo esterilización forzada y las llamadas «terapias de conversión». Su derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación a menudo son restringidos.

«Desafortunadamente el viaje hacia la seguridad puede resultar particularmente traicionero para alguno refugiados LGBTI quiénes continúan enfrentando prejuicios y violencia en países de tránsito y anfitriones«, dijo Türk

El primer elemento de protección es acceso al asilo, dijeron los expertos de NU. Es crucial que los Estados se aseguren de que un temor fundado a la persecución basado en la orientación sexual, la identidad de género, la expresión de género y / o las características sexuales sea aceptado como un motivo para el reconocimiento del estatus de refugiado. Hoy en día, al rededor de 37 Estados conceden asilo a individuos por tale motivos, pero la mayoría de los Estados la adjudicación de asilo injustificadamente no lo hacen.

Los Estados deben tomar medidas para abordar las violaciones que enfrentan los refugiados y solicitantes de asilo LGBTI, incluso mediante la incorporación de medidas sensibles a LGBTI en sus procedimientos de asilo.

«Los funcionarios involucrados en el proceso de determinación del estatus de refugiado y en el manejo de las condiciones de recepción deben recibir una capacitación sensible y culturalmente apropiada sobre orientación sexual, identidad de género y características sexuales«, dijo Türk. Esto debería incluir evaluaciones individuales sensibles a las necesidades de protección de las personas LGBTI y el uso de técnicas de entrevista y evaluación que respeten la dignidad y privacidad de las personas que buscan asilo y que se determinen de manera objetiva y sensible, no sobre la base de estereotipos o sesgos culturales.

También se necesitan esfuerzos adicionales para garantizar que quienes brindan protección y asistencia tengan el conocimiento y la capacitación para prevenir y responder a tales incidencias y evitar la exclusión.

Una evaluación de las necesidades de protección de cada individuo, mientras se encuentra en tránsito y al llegar a los países de destino, así como el acceso a una vivienda adecuada en entornos seguros con instalaciones de saneamiento adecuadas, es especialmente importante para las personas LGBTI, ya que están expuestas al riesgo de hostigamiento. , abuso y violencia en centros de acogida, albergues colectivos y campamentos.

«El acceso a servicios de atención de salud y derechos reproductivos sensibles a LGBTI se vuelve particularmente difícil para los refugiados LGBTI, en todas las etapas y en todo momento durante su viaje«, dijo Madrigal-Borloz. Por ejemplo, la interrupción de la hormona y otros tratamientos asociados con la transición de género pueden ser particularmente dañinos o llevar a una automedicación peligrosa.

Türk dijo que, incluso en lugares donde los refugiados LGBTI son más aceptados y los servicios son accesibles, muchos optan por ocultar su orientación sexual e identidad de género por temor a que puedan ser atacados o marginados, particularmente en áreas densamente pobladas. Por lo tanto, es crucial crear espacios y servicios seguros que estén diseñados en consulta con las personas LGBTI y sus organizaciones.

«Es hora de reconocer las necesidades específicas de los solicitantes de asilo y refugiados LGBTI y brindarles la protección que necesitan», concluyeron los dos expertos.

Traducción no oficial

Fuente oficial