CARE: «Venezolanas migrantes en riesgo de ser víctimas de tráfico y abuso»

(La Guajira, Colombia. 20/06/2019) El abuso y la explotación de mujeres migrantes de Venezuela ha alcanzado niveles alarmantes, asegura la organización humanitaria internacional CARE. Ante este escenario la organización decidió crear un análisis de género en la frontera Venezuela – Colombia.

El análisis que fue realizado en dos puntos de control a través de la frontera, encontró indicadores preocupantes de violencia sexual perpetrada contra mujeres y niñas en los puntos informales de cruce (trochas). En particular, mujeres y adolescentes enfrentan altos riesgos, no solo abuso, pero también son forzadas a recurrir a sexo transaccional como un medio de superviviencia. Adicionalmente, las venezolanas migrantes son blancos fáciles para el tráfico y la explotación, mientras comúnmente carecen de documentos y tienen conocimiento limitado de sus derechos.

«Los venezolanos que se ven forzados a huir de sus hogares mientras su país implosiona ya sufren lo suficiente», dijo Tatiana Bertolucci, Directora Regional de CARE de Latinoamérica y el Caribe. «La comunidad humanitaria necesita urgentemente incrementar sus esfuerzos para prevenir y responder a los abusos y explotación de personas que simplemente buscan mejores vidas para sí mismos y sus familias. Mujeres y niñas deben ser parte de las conversaciones sobre su futura, y tener opinión sobre como son ayudadas. Nosotros simplemente no podemos hacer esto sin ellas y ya han sido las más afectadas por esta crisis«.

CARE hace un llamado a la comunidad humanitaria y a otros que responden a la crisis de asegurar que las necesidades de las mujeres y niñas son comprendidas y son abordadas apropiadamente a través de la respuesta. Hay una necesidad urgente de asegurar la protección de mujeres y niñas, la salud y  medios de vida son prioridad.

La crisis económica que han sufrido los venezolanos durante los últimos años ha forzado a 4 millones de personas a huir de sus hogares. La mayoría de los venezolanos se han asentado en países vecinos donde su futuro es incierto. Se estima que alrededor del 90% de los venezolanos migrantes viven por debajo de la línea de pobreza.

Escasez de alimentos, hiperinflación y el sistema de salud colapsado en Venezuela están forzando a muchas mujeres embarazadas a migrar a Colombia. Como resultado, sus riesgos de protección se multiplican exponencialmente, y en muchos casos, resultan en mayores necesidades de salud, incluyendo salud sexual y reproductiva.

La investigación de CARE se completó del 6 al 13 de mayo de 2019 en Colombia y se complementó con la recopilación de datos secundarios antes y después de este período. La recolección de la información fue realizada in Riohacha y Maicao, Departamento de La Guajira, Cúcuta y Puerto Santander, norte del Departamento de Santander, dos de las fronteras más afectadas de Colombia, y en Bogatá.

 

Traducción no oficial.

Fuente oficial