Protección

El Sistema de Protección de los Derechos Humanos es el conjunto de normas sustantivas y procesales, así como de organismos con alcance internacional cuyo fin es la promoción y la protección de los derechos humanos a nivel internacional.

Los Tratados de Derechos Humanos son los instrumentos adoptados por el Derecho Internacional para darle una base jurídica a la protección de los derechos humanos. Son firmados y ratificados voluntariamente por los Estados en ejercicio pleno de su soberanía.

Todos los Tratados Internacionales de DDHH crean órganos que supervisan su cumplimiento, ante los cuales los Estados deben presentar revisiones periódicas.

A través de los Tratados, los Estados adquieren las obligaciones internacionales de:

  • Respetar o No interferir o limitar el disfrute de los Derechos Humanos.
  • Proteger o Impedir que se lesionen los Derechos Humanos de las personas.
  • Realizar o Adoptar medidas y leyes positivas para asegurar su disfrute.

La adopción por parte del Estado de las normas internacionales en materia de derechos humanos en el ordenamiento jurídico interno conlleva no solo el reconocimiento de estos derechos, pero también el compromiso de que dicho Estado no incurrirá en conductas prohibidas como ejecutar, promover o tolerar prácticas, políticas o medidas que violen los derechos humanos, ni tampoco limitar o ejercer injerencias arbitrarias en su disfrute y libre ejercicio.

Así mismo, el Estado debe impedir y prevenir eficazmente y, llegado el caso, castigar violaciones al goce, ejercicio o realización de los derechos humanos cometidas por terceros.

Por ende, los Sistemas de Protección Internacionales fungen de garantes de tal comportamiento por parte de los Estados, sirviéndose de los tratados y de la condición intrínseca de los derechos humanos para proteger a las personas.
Las principales funciones de los sistemas de protección son:

En el caso de Venezuela, hay dos sistemas de protección que tutelan los derechos humanos: el sistema de protección universal de derechos humanos y el sistema interamericano de protección de derechos humanos.

El Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos (SUDH) es el conjunto de normas sustantivas y procesales, así como de organismos con alcance internacional, pertenecientes a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyo fin es la promoción y la protección de los derechos humanos universales.
El SUDH está integrado por el Sistema de Tratados y el Sistema de Órganos.

Sistema de Tratados de Derechos Humanos: los Tratados de Derechos Humanos son los instrumentos adoptados por el Derecho Internacional para darle una base jurídica a la protección de los derechos humanos. Son firmados y ratificados voluntariamente por los Estados en ejercicio pleno de su soberanía.

Sistema de Órganos de Derechos Humanos: el Sistema de Órganos, comprende los Órganos Convencionales, que son Comités de expertos independientes creados por los tratados internacionales.

Dentro de las Naciones Unidas existen otros organismos que desarrollan, promueven y protegen los derechos humanos, como son la Asamblea General, la Corte Internacional de Justicia, el Consejo Económico y Social (ECOSOC), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los organismos de cooperación (PNUD, ACNUR, OMS, UNESCO, ONUSIDA, UNICEF, etc.).

 

El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos (SIDH) es el conjunto de normas sustantivas y procesales, organismos y mecanismos de denuncia que, en el marco de la Organización de Estados Americanos (OEA), cumplen la función de promover y proteger los derechos humanos universales en América.

La protección y promoción de los derechos humanos y libertades fundamentales de los ciudadanos ha sido uno de los pilares de la OEA desde el momento de su creación, junto con la democracia, la seguridad y el desarrollo.
En 1948, durante la Novena Conferencia Internacional Americana celebrada en Bogotá, 21 Estados de la Región acuerdan la creación de la Organización de Estados Americanos con la firma de la Carta de la OEA, cuya exposición de motivos expresa que la misión histórica de América es ofrecer al hombre una tierra de libertad y un ámbito favorable para el desarrollo de su personalidad y la realización de sus justas aspiraciones.

Los órganos encargados de la protección y tutela de los derechos humanos en el SIDH son: