Segunda audiencia en la OEA para analizar posibilidad de crímenes de lesa humanidad

(Washington DC, 15/09/2017) En Washington continúan las audiencias convocadas por el Asesor Especial sobre delitos de lesa humanidad, Luis Moreno Ocampo, para evaluar el caso venezolano y determinar si existen bases razonables para llevarlo a la Corte Penal Internacional. En esta sesión tuvieron el derecho de palabra tres militares retirados, quienes fueron testigos o víctimas de la estructura formada por el alto gobierno para asegurar la lealtad de las fuerzas armadas al proceso y acabar con la disidencia política.

El primero en hablar fue el Capitán Igor Eduardo Nieto Buitrago, quien fungió como asesor legal de la Compañía Anónima de Industrias Militares (CAVIM). Nieto expuso el uso del Plan República – plan militar desplegado para el cuidado de los procesos electorales – por parte del Ejecutivo Nacional para manipular el funcionamiento de los centros de votación; señaló que altos funcionarios habrían dado órdenes para contrabandear armas de la Compañía a otros países y afirmó que la Corte Marcial recibe instrucciones y mantiene el control sobre todos los tribunales nacionales.

El segundo militar retirado en hablar fue el Teniente Coronel José Gustavo Arocha, quien indicó que la manifestación de inconformidad con el grado de politización de las Fuerzas Armadas le valieron su carrera y su libertad personal. Arocha habría sido una de las primeras personas en haber sido recluída en el centro de detención en los sótanos de la sede principal del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), donde fue sometido a torturas físicas y psicológicas, y en donde habría sido interrogado por el mismo González López, quien para entonces fungía de Director de dicho organismo.

Finalmente, tomó la palabra el Mayor General (r) Herbert García Plaza, ex Viceministro de Servicios del Ministerio de Defensa, ex Director del Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía (OSDPE) y ex Ministro del Poder Popular para la Alimentación. García Plaza expuso el esquema de discriminación política organizado por el Alto Ejecutivo para la distribución de programas de alimentación, así como la organización del Plan Zamora en sus varias fases, al cual describe como una organización cívico-militar destinada a la persecución política, a través de la calificación de los adversarios como «enemigos», por lo cual se habría convertido a todo el país en un «teatro de operaciones militares».

 

Las próximas audiencias celebradas en el marco de las investigaciones del Asesor Especial tendrán lugar a mediados de octubre, aunque la fecha exacta aún no ha sido definida. En ellas, tomarán la palabra ex operadores de justicia y ex miembros del cuerpo diplomático venezolano.

 

Video completo de la segunda sesión aquí.

Resumen de la segunda audiencia aquí.