Intervención de Delcy Rodríguez ante el Consejo Permanente de la OEA

(Caracas, 27/03/2017). El día 27 de marzo de 2017, tuvo lugar la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente, solicitada por Venezuela con el objetivo de impedir la realización de la sesión convocada a petición de 18 países para el día 28 de marzo de 2017, durante la cual se considerará la situación política y de derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela.

Tras el comunicado en el que solicitan la liberación de los presos políticos, el reconocimiento de la Asamblea Nacional y la publicación del calendario electoral; los 14 Estados que lo apoyaron, en conjunto con Bahamas, Barbados, Jamaica y Santa Lucía solicitaron al Consejo Permanente de la OEA una Sesión Extraordinaria con el propósito de considerar la situación en la República Bolivariana de Venezuela, la cual se realizaría el día 28 de marzo del 2017. Ante esta situación, la Canciller venezolana, Delcy Rodríguez, solicitó otra Sesión Extraordinaria al Consejo para el día previo, cuyo objetivo era el de disuadir a dicho organismo sobre la ilegalidad e ilegitimidad de discutir sobre los «asuntos internos de un Estado Miembro».

La sesión estuvo caracterizada por la larga intervención de la Canciller y la participación de algunos Estados que mostraron su apoyo a la postura oficial del gobierno venezolano.

En su intervención, la Canciller Rodríguez adujo que habían solicitado la sesión para aclarar y denunciar las graves acciones injerencistas que venían impulsando Almagro y una minoría de países en el seno de la OEA. Señaló que Almagro habría dedicado su gestión a agredir obsesivamente al pueblo de Venezuela. Aunado a ello, la Canciller sostuvo la postura que ha mantenido desde que se inició la discusión de la Carta Democrática en 2016, según la cual sería ilegal que el Consejo Permanente de la OEA discutiera la situación en un país sin el permiso de sus representantes – es decir, el gobierno.

A las acusaciones hechas por la Canciller en contra de la OEA, la embajadora de Paraguay le increpó: “Usted se refiere a la OEA como ‘organización oprobiosa’. ¿No está usted colaborando, al convocar a esta sesión?”. A ello, agregó que Venezuela había convocado a una sesión del Consejo Permanente, cuyo costo es de 6.000 dólares, cuando debe más de ocho millones de dólares a la Organización de Estados Americanos.

Finalmente, los representantes de Bolivia y Nicaragua mostraron su apoyo al gobierno venezolano, mientras que el Embajador de República Dominicana reiteró su apoyo al diálogo impulsado por los tres ex presidentes, la UNASUR y el Vaticano, así como la no injerencia.

A pesar de los esfuerzos hechos por la Canciller, se mantuvo la convocatoria hecha por los 18 Estados para el día siguiente.

Un comentario sobre “Intervención de Delcy Rodríguez ante el Consejo Permanente de la OEA

Comentarios cerrados.