ICC sugiere a Naciones Unidas retirar buena calificación a Defensoría del Pueblo venezolana

En un documento hecho público recientemente por el Comité Internacional de Coordinación de las Instituciones Nacionales para la Promoción y la Protección de los Derechos Humanos (CIC),que corresponde a una reunión realizada en marzo pasado, recomienda que se rebaje la acreditación otorgada a la Defensoría del Pueblo en Venezuela a clase B. Esta institución contaban con una buena calificación, de clase “A”, que sugería que se encontraba apegada a los llamados “Principios de París” que rigen la actuación de las instituciones nacionales para la promoción de DDHH en cada país (NHRIs por sus siglas en inglés). 

El Comité Internacional de Coordinación de Instituciones Nacionales para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos (ICC) es un organismo internacional e independiente que fomenta la creación y desarrollo de NHRIs al amparo de los Principios de París. El ICC coordina la relación entre los NHRIs y el sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas y es de naturaleza singular ya que es el único organismo que no pertenece a las Naciones Unidas cuyo sistema de acreditación interno, basado en el pleno cumplimiento con los Principios de París de 1993, le garantiza pleno acceso a los comités de las Naciones Unidas y el Consejo de los Derechos Humanos. Por esta razón sus opiniones son fundamentales para la acreditación de las diferentes Defensorías del Pueblo por parte de la ONU.

En el documento, el CIC expresó: “Recomendación: El Subcomité recomienda que se rebaje la categoría de la acreditación de la Defensoria a clase B. De conformidad con el artículo 18.1 del Reglamento del CIC, la recomendación de rebajar la clase de acreditación a la Defensora no tiene efecto durante un plazo de un año.

El Subcomité señala que la Defensoría del Pueblo mantendrá su acreditación de clase A hasta su primer período de sesiones de 2016. Esto da una oportunidad a la Defensoría para que facilite la prueba documental necesaria para establecer su continua conformidad con los Principios de París”.

En el texto afirman: “El Subcomité recibió información, tras la renovación de la acreditación de la Defensoría en mayo de 2013, en la que se suscitaban preocupaciones acerca de que esta no estuviera operando en plena conformidad con los Principios de París”. Las organizaciones de derechos humanos estuvimos informando permanentemente sobre las omisiones y contradicciones institucionales de la gestión de Gabriela del Mar Ramírez al frente de la Defensoría, período que esta siendo evaluado por el CIC. Entre las pruebas sobre la falta de independencia de la Defensora son citados mensajes a través de su cuenta twitter y entrevistas en donde reconocía su adhesión al proyecto gubernamental. Asimismo, el CIC tomó esta decisión debido a la falta de pronunciamientos de la DP sobre casos notorios de violación a derechos humanos en el país, como por ejemplo juicio de civiles en tribunales militares, amenazas presidenciales contra líderes sindicales, retiro de Venezuela de la Convención Americana de Derechos Humanos, detención de la juez Maria Lourdes Afiuni, entre otros.
Tarek William Saab tiene todavía la oportunidad de reivindicar el trabajo del despacho bajo su cargo y convertir a la Defensoría en una institución independiente, al servicio de los derechos humanos de toda la ciudadanía
El CIC agregó: “El Subcomité reconoce que las medidas adoptadas o la ausencia de estas, que motivaron su decisión de realizar una revisión especial, fueron resultado de actuaciones y declaraciones hechas o la ausencia de estas por la antigua Defensora. Sin embargo, el Subcomité es de la opinión de que la gravedad de tales acciones e inacciones repercute en la imparcialidad e independencia reales o percibidas de la Defensoría del Pueblo como institución, Como resultado, el Subcomité es de la opinión de que la capacidad de la Defensoría para llevar a cabo su mandato de promoción y protección de los derechos humanos, en conformidad con los Principios de París, se ha visto comprometida“.
Sobre la vigencia de la medida, el CIC otorga al nuevo Defensor, ciudadano Tarek William Saab, el plazo de un año para demostrar que su actuación es institucional, independiente y apegada a los principios de París: “El Subcomité dio al nuevo Defensor la oportunidad de responder a las cuestiones de preocupación que propiciaron la decisión de realizar una revisión especial.

Además, el Subcomité invitó al Defensor a aportar sus opiniones, en su capacidad de jefe de la Defensoría del Pueblo, respecto de las siguientes cuestiones:

1.-El contenido de la Resolución 0086104 (que regula las actuaciones de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas en relación con la vigilancia el orden público y la paz social en las reuniones y manifestaciones públicas);

2.-La detención continua de la juez María Lourdes Afiuni;

3.-La detención continua de Leopoldo López y sus denuncias de haber sido torturado;

4.-La detención del alcalde Ledezma;

5.-El asesinato de Kluiver Roa, de 14 años de edad;

6.-El programa de televisión del líder parlamentario;

7.-Las medidas adoptadas por la Defensoría del Pueblo para restaurar una relación positiva de cooperación con la sociedad civil”.

Una oportunidad para la Defensoría

Tarek William Saab tiene la oportunidad de hacer de la Defensoría del Pueblo la institución prevista en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Las organizaciones de Derechos Humanos como Provea estamos haciendo un monitoreo constante sobre sus actuaciones, omisiones y relaciones con todos los sectores de la sociedad civil. A pesar de algunas actuaciones que comprometen su independencia, el ciudadano Tarek William Saab tiene todavía la oportunidad de reivindicar el trabajo del despacho bajo su cargo y convertir a la Defensoría en una institución independiente, al servicio de los derechos humanos de toda la ciudadanía, y preservar una buena calificación para su despacho. (Fuente: PROVEA)

Si usted desea consultar el documento completo de la CIC, visitar: Click Aqui