Human Rights Watch denunció ante el Consejo de Derechos Humanos las violaciones sistemáticas de los derechos civiles y políticos en Venezuela

(Ginebra, 07/07/2021) La organización internacional de derechos humanos Human Rights Watch denunció ante el Consejo de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, luego de la presentación del nuevo informe sobre Venezuela de las Alta Comisionada para los Derechos Humanos, el abuso y violaciones sistemáticas de los derechos civiles y políticos.

Según Human Rights Watch, tanto el informe de la Alta Comisionada como sus investigaciones propias, demuestran que las autoridades venezolanas no han cumplido con las recomendaciones de la ONU:

  • La tortura, tratos crueles, desapariciones forzadas y detenciones continúan.
  • La oficina reportó altas cifras de ejecuciones extrajudiciales por fuerzas de seguridad como FAES, a pesar de una recomendación expresa que las disolvieran.
  • El informe habla de la ejecución de cinco personas en Apure. En abril, Human Rights Watch concluyó que estos hechos siguieron un patrón similar al de los abusos sistemáticos del régimen bajo investigación internacional.
  • El informe concluye que se vulneran los derechos a un juicio imparcial y a la asistencia jurídica. Esto se debe a la absoluta falta de independencia judicial, que permitió el uso de la justicia para perseguir a opositores y la impunidad de los abusos.
  • Persisten las restricciones, estigmatización y criminalización de la sociedad civil y periodistas independientes.

«Mientras el Consejo de Derechos Humanos se reúne hoy, tres defensores de derechos humanos de Fundaredes, una ONG que documenta abusos en zonas de frontera, se encuentran arbitrariamente detenidos. Fueron detenidos el 2 de julio, les impusieron defensa pública, los mantuvieron incomunicados por horas y les imputaron traición a la patria, terrorismo e instigación al odio», destacó la ONG.

Human Rights Watch instó a la alta comisionada y a los Estados miembros a presionar a las autoridades venezolanas para que liberen a los tres miembros de Fundaredes, así como a todos los presos políticos y a implementar todas las recomendaciones de la oficina, incluyendo garantizar elecciones libres y justas.

Fuente oficial