Gira internacional de la Asamblea Nacional espera consolidar apoyo europeo ante la crisis en Venezuela

(Caracas, 11/09/2017. Civilis DDHH) El amplio respaldo de la comunidad internacional a la Asamblea Nacional luego de la instauración de la ilegítima e inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente, ha sido valioso a favor de la democracia en el país, no sólo por los pronunciamientos y muestras de rechazo asumidas una vez se conocieron los resultados electorales del pasado 30 de julio, sino también, por el acompañamiento firme a los parlamentarios en las sesiones legislativas y en diversas actividades con el propósito de contribuir en la búsqueda una solución a la crisis política, social, económica, humanitaria y de derechos humanos en Venezuela.

Como parte de la agenda institucional de la Asamblea Nacional para dar a conocer la problemática interna, el pasado 3 de septiembre el Presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, conjuntamente con el Vicepresidente Freddy Guevara y otros parlamentarios venezolanos iniciaron una gira internacional por diversos países europeos, donde han sido recibidos por primeros ministros, parlamentarios y funcionarios de los gobiernos de Alemania, España, Francia y Reino Unido respectivamente.

Durante la primera reunión, los parlamentarios venezolanos sostuvieron un encuentro con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el Presidente del Senado francés, Gérard Larcher, a quienes explicaron la urgente necesidad de abrir un canal humanitario como respuesta a la profunda escasez de alimentos y medicinas en Venezuela, así como la compleja situación de aislamiento que pretende instaurar la ilegítima ANC.

Como resultado de esta visita en la capital francesa, los parlamentarios acordaron la creación conjunta del Comité Interparlamentario entre las Comisiones de Política Exterior del Senado de Francia y la Asamblea Nacional con el objetivo de velar por la democracia y restituir el hilo constitucional en el país. Asimismo, aseguraron estar completamente a disposición de ayudar inmediatamente a Venezuela junto a otros socios comunitarios, así como a respaldar las acciones de la Asamblea Nacional como única instancia legítima acreedora de su reconocimiento.

Al respecto, el diputado Julio Borges comentó, además, que este acercamiento refuerza la solidaridad de Francia con los venezolanos, y espera que sea el principio de un apoyo que lleve a un desenlace democrático que “abra las puertas a esa ayuda humanitaria que se está pidiendo desde hace años en el país y que no se ha materializado.”

Cabe recordar que Francia fue uno de los 27 países europeos que desconoció la ANC y que, además, ha sido categórico en su rechazo frente a las violaciones a los derechos humanos y al desconocimiento del marco constitucional vigente en el país por las autoridades nacionales. Días antes de la visita parlamentaria, el presidente Macron había expresado su preocupación por la situación en Venezuela y el régimen instaurado, al que definió como una  “dictadura que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante.

Posteriormente, los diputados venezolanos se reunieron con el Jefe del Gobierno Español, Mariano Rajoy, quien ha expresado su deseo de trabajar junto a sus socios europeos en favor de la apertura de un canal humanitario dirigido a atender las necesidades básicas de la población venezolana, y quien se comprometió en promover medidas más restrictivas, individuales y selectivas contra los responsables de la represión”  dentro de la UE. De igual forma, rechazó la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y sus pretensiones de asumir competencias legislativas.

Igualmente, el presidente Rajoy expresó que “España luchará de la mano con los venezolanos hasta que rescaten su democracia” y de la mano de una solución negociada que necesariamente conciba la liberación de los presos políticos y la celebración de elecciones, como parte del proceso para encaminar a Venezuela a la superación de la crisis.

Continuando con las reuniones previstas, los diputados fueron recibidos por la Canciller alemana Ángela Merkel, con quien discutieron la importancia de rescatar la democracia y la necesidad de garantizar el respeto a los derechos humanos.

Para la portavoz del gobierno alemán, «la violación de la democracia y los derechos humanos en Venezuela no son aceptables” por lo que se comprometió a ser un factor que apoye la búsqueda de una solución pacífica a la crisis que atraviesa el país. En relación a ello, el Vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, destacó que la capacidad de Alemania para influir en Europa puede evitar que se abuse al pueblo venezolano impunemente.

Sobre la reunión sostenida en Berlín, el Canciller Jorge Arreaza aseguró que la credibilidad internacional de Alemania está en juicio y, denunció a los parlamentarios venezolanos de exhibir una “conducta antipatriótica” que pretende atentar contra la democracia y la paz en Venezuela.

A pesar de estas declaraciones, los parlamentarios continuaron con la gira hacia Londres, donde fueron recibidos por la Primera Ministra, Theresa May, e invitados a participar en el Parlamento Británico por la Cámara de los Comunes, a fin de exponer la situación de derechos humanos y crisis humanitaria que hay en Venezuela. De su breve visita se pudo conocer que recibieron el apoyo y reconocimiento de sus homólogos británicos, quienes aseguraron que la Asamblea Nacional es la “única institución en Venezuela con la potestad legítima de legislar en el país”.

Tras la visita de los diputados, el Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, expresó su respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional Democráticamente electa”; tras dar a conocer que no participaría en la Cumbre Eurolat ni en la Cumbre CELAC, en apoyo a la  Declaración de Lima.

El interés por Venezuela se ha intensificado en la comunidad internacional, que sigue con mucha atención el panorama interno desde la finalización de las protestas contra el gobierno, las cuales dejaron un saldo de más de 120 fallecidos, centenares de heridos y más de cinco mil detenidos arbitrariamente, sometidos a procedimientos judiciales irregulares. A propósito de ello, Borges aseguró que «los países europeos no quitaran la atención de Venezuela hasta no haya una solución democrática a la crisis política e institucional«.