Declaraciones de la Alta Representante de la UE Federica Mogherini

(Bruselas, 26/10/2018) Luego de la reciente resolución del Parlamento Europeo donde insta a las autoridades venezolanas a realizar una autopsia internacional al cuerpo del concejal Albán, Federica Moguerine, Alta Representante de la UE, emitió unas declaraciones.

Los ministros de la Unión Europea discutieron el pasado 15 de octubre, en el Consejo de Asuntos Exteriores, sobre el agravamiento de la crisis política, económica y social en Venezuela. La crisis ha tenido un costo devastador en el pueblo de Venezuela y ha afectado negativamente la estabilidad de toda la región.

La UE recuerda y reafirma su posición según lo establecido en las Conclusiones del Consejo de mayo de 2018, que instaba al Gobierno venezolano a tomar las medidas necesarias para restablecer la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos; restaurar los plenos poderes constitucionales de la Asamblea Nacional; liberar a todos los presos políticos, y respetar y promover las libertades fundamentales. La celebración de elecciones libres, creíbles y transparentes, en pleno respeto a la Constitución, sigue siendo crucial.

Teniendo en cuenta los acontecimientos recientes, la UE reitera su llamado para que el Gobierno respete la inmunidad de los miembros de la Asamblea Nacional y la libertad de prensa. La UE también pide una investigación exhaustiva, independiente e imparcial para aclarar las circunstancias de la trágica muerte del concejal Albán. Es deber del Estado garantizar la seguridad y el bienestar de todas las personas bajo su custodia.

En lo que se refiere al respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, la UE exhorta al gobierno venezolano a que coopere constructivamente con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La UE está convencida de que solo puede haber una solución democrática y pacífica, ante la crisis actual, y rechaza cualquier iniciativa que pueda amenazar la seguridad regional. Por lo tanto, la UE recalca su compromiso de utilizar todos sus instrumentos políticos para contribuir al logro de tal solución, y  explorar en cooperación con otros socios regionales e internacionales, las posibles maneras de ayudar a crear las condiciones que puedan permitir un proceso político significativo, dirigido a encontrar una salida pacífica a la crisis actual.

La UE reitera su compromiso a continuar vigilando de cerca los acontecimientos sobre el terreno, y está dispuesta a reaccionar ante cualquier erosión adicional de las instituciones democráticas, el estado de derecho y los derechos humanos.

Traducción no ofical.

Para leer el comunicado, ingresa aquí