Consejo Permanente de OEA aprueba declaración sobre situación en Venezuela

(Caracas, 02/06/2016). El Consejo Permanente de la OEA, conformado por representantes de todos los Estados Miembros, en sesión extraordinaria aprobó por consenso una Declaración sobre la situación en Venezuela. El único Estado que no participó el consenso fue Paraguay, quien alegó que el documento aprobado no contemplaba la verdadera dimensión de la crisis venezolana, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales y la realización del Referéndum Revocatorio como solución política a la crisis.

La sesión extraordinaria fue convocada por el Presidente del Consejo, el embajador de Argentina, con el único punto en agenda de discutir dos proyectos de declaración sobre la situación venezolana: uno presentado por el embajador de Venezuela, Bernardo Álvarez, y otro presentado por el embajador de Argentina y co-patrocinado por México, Estados Unidos, Barbados, Honduras y Perú.

Durante la sesión, la mayoría de los embajadores mostraron su apoyo al proyecto presentado por Argentina, el cual respalda la iniciativa de diálogo entre la oposición y el gobierno venezolanos iniciado por los ex-presidentes Zapatero, Torrijos y Fernández.

Venezuela protestó que su proyecto de declaración apenas había circulado un día antes y que no había participado en la redacción del proyecto presentado por Argentina. Otros embajadores aclararon que la discusión fue abierta y en ella participaron los que querían participar. De igual forma, Venezuela denunció que era víctima de ataques en su contra llevada a cabo por los medios de comunicación en los Estados presentes en la sesión. Sin embargo, también estuvo de acuerdo en que el punto más importante de la reunión debía ser el respaldo al proceso de diálogo iniciativa del gobierno venezolano y apoyado por los ex-presidentes Zapatero, Torrijos y Fernández.

El embajador de Nicaragua felicitó a Venezuela por su gallardía diplomática, a pesar de los ataques de los que era víctima. El embajador de Bolivia anunció que apoyaría el proyecto presentado por Venezuela, aunque también podía respaldar el presentado por Argentina. Por su parte, los embajadores de Dominica, Antigua y Barbuda y St. Vincent y las Granadinas criticaron la postura del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien un día antes habría invocado el artículo 20 de la Carta Democrática para reunir al Consejo Permanente para que discutiera sobre la activación de la Carta.

El embajador de Colombia advirtió que apoyaba el proceso de diálogo, pero que esperaba que tuviera resultados concretos y que no fuese únicamente un proceso dilatorio de decisiones importantes que se debían tomar en Venezuela. El embajador de Estados Unidos también apoyó el diálogo, recordando que en Venezuela debía respetarse la separación de poderes y que Ceballos, la jueza Afiuni, Leopoldo López, Ledezma y los estudiantes presos debían ser liberados.

La embajadora de Paraguay fue la única en mostrar una postura contraria al llamado a diálogo del proyecto, alegando que el llamado a diálogo en el país era inviable si no se hacía referencia al Referéndum Revocatorio y no se exigía el respeto irrestricto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Luego de un receso de tres horas, los embajadores aprueban por consenso -sin la participación de Paraguay- el proyecto de Declaración presentado por Argentina con algunas modificaciones solicitadas por el embajador venezolano. Finalmente, el embajador de Argentina afirmó que el proyecto había sido presentado con la mayor disposición de demostrar buena voluntad para resolver la situación venezolana, aun cuando otros actores quisieran haber agregado pronunciamientos más duros. Asimismo, agradeció la participación de la Canciller argentina Susana Malcorra, quien habría participado directamente en las negociaciones para alcanzar el consenso.

El 10 de junio iniciará la sesión extraordinaria del Consejo Permanente para discutir la solicitud del Secretario General Almagro de activar la Carta Democrática Interamericana en base a su artículo 20.

A continuación, el texto completo de la Declaración aprobada:

EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,

CONSIDERANDO:

Que la Carta de la Organización de los Estados Americanos reconoce que la democracia representativa es condición indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región, que uno de los propósitos de la OEA es promover y consolidar la democracia dentro del respeto del principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados y que todo Estado tiene derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social, y a organizarse en la forma que más le convenga,

DECLARA

  1. Su fraternal ofrecimiento a la hermana República Bolivariana de Venezuela a fin de  identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación mediante un dialogo abierto e incluyente entre el Gobierno, otras autoridades constitucionales y todos los actores políticos y sociales de esa nación para preservar la paz y la seguridad en Venezuela, con pleno respeto a su soberanía.
  2. Su respaldo a la iniciativa de los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de la República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, para la reapertura de un diálogo efectivo entre el Gobierno y la Oposición, con el fin de encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica de la República Bolivariana de Venezuela.
  3. Su respaldo a las diferentes iniciativas de diálogo nacional que conduzcan, con apego a la Constitución y el pleno respeto de los derechos humanos, de manera oportuna, pronta y efectiva a la solución de las diferencias y la consolidación de la democracia representativa.
  4. Su apoyo a todos los esfuerzos de entendimiento, diálogo y a los procedimientos constitucionales.