Alto Comisionado: Si Venezuela confía en que se están respetando los derechos humanos no debería tener ningún problema en conceder acceso a mi oficina

(New York, 13/11/2017) En el marco de la reunión de Formula Arria del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein expresó su preocupación por la situación que actualmente enfrenta Venezuela y la necesidad de una debida atención por parte de la comunidad internacional. 

Durante su participación, explicó como desde la Oficina del Alto Comisionado se han estado presentado informes que documentan las violaciones graves de derechos humanos cometidas por las autoridades nacionales con el objetivo de cercenar las protestas antigubernamentales e instaurar el miedo en la población.

En este contexto citó el último informe divulgado por su organismo en Julio de 2017 donde se reflejan los abusos cometidos en el periodo de protestas masivas que tuvieron lugar entre el 1 de Abril y el 31 de Julio. Asimismo, aseguró que aunque las investigaciones no pudieron constatar crímenes de lesa humanidad no se descarta que esa podría ser una conclusión futura declarada por un tribunal constituido.

En sus palabras, «el hecho de que la gran mayoría de las violaciones no se hayan abordado ni tan solo reconocido, puede tener un efecto adverso sobre la estabilidad en el país y toda la región». Razón por la que instó al Consejo de Derechos Humanos a crear una investigación internacional sobre las violaciones de derechos humanos en Venezuela.

A pesar de que el número de protestas y detenciones arbitrarias se redujo, la Oficina del Alto Comisionado sigue recibiendo denuncias  que apuntan a detenciones arbitrarias, abusos, torturas y malos tratos cometidos contra quienes no apoyan al gobierno venezolano.

Igualmente, el Alto Comisionado expresó como en el país existe una tendencia desde el 2014 la cual indica que las fuerzas de seguridad son las responsables de más de 350 asesinatos extrajudiciales entre Julio de 2015 y Marzo de 2017, así como detenciones arbitrarias, pautas de maltratos, presentaciones ante tribunales militares durante las protestas a nivel nacional.

La falta de respeto al debido proceso también fue un tema abordado durante su participación, señalando que muchas de estas personas viven con miedo mientras que otros han salido del país, «me sobrecoge muchas son las victimas que han rechazado a presentar quejas por miedo a represalias y porque han perdido toda confianza en el sistema de justicia». 

Por su parte, resaltó los ataques y restricciones contra medios de comunicación luego de que la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente aprobara la «Ley contra el Odio para la Tolerancia y la Coexistencia Pacifica» que a su criterio es ambigua y permite una interpretación y aplicación a cualquiera que exprese una opinión divergente.

A este respecto, también mostró su preocupación por el decreto emitido el 8 de Agosto   en el que todos los brazos del Estado se subordinan a la ANC. Para Al Hussein, «Venezuela tendrá problemas a la hora de persuadir a la comunidad internacional de que su democracia no se encuentra en peligro por estos hechos». 

En este panorama político son millones de venezolanos los que viven en una situación extremadamente difícil porque el gobierno rechaza y niega reconocer la crisis humanitaria.

Con respecto a esta situación, el Alto Comisionado ha registrado casos de discriminación en los programas de distribución de alimentos (Cajas CLAP), aumento de la mortalidad materno-infantil y enfermedades transmitidas por mosquitos, ausencia de acceso a medicamentos, deterioro en la protección de derechos humanos y crecimiento exponencial de peticiones de asilo y/o migración miles de venezolanos.

De igual manera, Al Hussein manifestó que si bien la Oficina del Alto Comisionado acoge la invitación oral del Estado Venezolano para ofrecer apoyo técnico en la aplicación de las recomendaciones del Examen Periódico Universal es importante considerar la realización de una evaluación exhaustiva de la situación de derechos humanos en Venezuela.

Finalmente, cerró su participación señalando que «si Venezuela confía en que se están respetando los derechos humanos no debería tener ningún problema en conceder acceso a mi oficina» por lo que exhorta a los miembros del Consejo de Seguridad a evitar un efecto desestabilizador como consecuencia de la crisis multifacética que atraviesa el país.

Video completo aquí 

Discurso completo en inglés aquí