Relator Especial de Naciones Unidas: «el uso de sanciones económicas con fines políticos viola los derechos humanos y las normas de comportamiento internacional»

(Nueva York, 06/05/2019) Idriss Jazairy, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los efectos negativos de las medidas coercitivas unilaterales, realizó un comunicado donde afirma que las sanciones unilaterales aplicadas por Estados Unidos a diversos países «viola el código de conducta internacional  de los derechos humanos.

El experto independiente nombrado por el Consejo de Derechos Humanos ha expresado su profunda preocupación por la reciente imposición de medidas coercitivas unilaterales a Cuba, Venezuela e Irán por parte de los Estados Unidos, diciendo que el uso de sanciones económicas con fines políticos viola los derechos humanos y las normas de comportamiento internacional. Tal acción puede precipitar catástrofes humanitarias hechas por el hombre de proporciones sin precedentes.

«El cambio de régimen a través de medidas económicas que pueden llevar a la negación de los derechos humanos básicos y, posiblemente, a la inanición nunca ha sido una práctica aceptada de las relaciones internacionales», dijo Idriss Jazairy, Relator Especial de la ONU preocupado por el impacto negativo de las sanciones. «Las preocupaciones reales y las serias diferencias políticas entre los gobiernos nunca deben resolverse mediante la precipitación de desastres económicos y humanitarios, convirtiendo a la gente común en peones y rehenes de los mismos».

Venezuela

El 17 de abril pasado, Estados Unidos prohibió al Banco Central de Venezuela realizar transacciones en dólares estadounidenses a partir del 17 de mayo. Asimismo, impedirá el acceso a las remesas personales y tarjetas de crédito de Estados Unidos desde marzo del año entrante.

“Es difícil imaginar cómo, de acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, estas medidas pueden buscar ´ayudar al pueblo venezolano´ si destruirán la economía y no permitirán que los venezolanos envíen dinero a su país”, puntualizó Jazairy tras la divulgación del informe de un centro de análisis estadounidense que arguye 40.000 presuntas muertes en Venezuela de 2017 a la fecha debido a las sanciones.

Traducción no oficial.

Para leer el comunicado oficial ingresa aquí