Organización Mundial Contra la Tortura: Declaración de Estado de Excepción: amplios poderes abren las puertas a abusos contra los derechos humanos

(Caracas, 20/05/2016) Al igual que Human Rights Watch, la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), coalición internacional de organizaciones de derechos humanos, ha emitido un comunicado en contra de la declaración de Estado de Excepción del Decreto Presidencial 2.323, cuya implementación puede traer como consecuencia graves violaciones a los derechos humanos.

Presentamos una traducción libre del comunicado, cuya versión original en inglés pueden conseguir aquí.

La OMCT expresa gran preocupación por lo que ha sido calificado por organizaciones venezolanas de derechos humanos como una «ruptura del orden constitucional». 
El decreto fue promulgado el 13 de mayo del 2016 por el presidente Nicolás Maduro, con el objetivo de afrontar las «circunstancias extraordinarias» en el orden social, económico, político, natural y ecológico que afectan gravemente la economía nacional. De acuerdo con el artículo 337 de la Constitución, durante los Estados de Excepción los derechos pueden ser restringidos temporalmente, a excepción del derecho a la vida, la prohibición de tortura e incomunicación, el debido proceso y el derecho a la información.

La aprobación del decreto, el cual fue rechazado por la Asamblea Nacional el 17 de mayo del 2016, y el cual el día de ayer fue finalmente declarado como constitucional por el Tribunal Supremo; da al Ejecutivo Nacional poderes discrecionales, entre ellos: 1) adoptar planes extraordinarios para asegurar el mantenimiento del orden público ante «acciones desestabilizadoras» y 2) adoptar medidas extraordinarias para garantizar la soberanía nacional y prevenir la intervención extranjera en los asuntos internos, incluyendo la suspensión de financiamiento externo recibido por entidades legales nacionales o individuos para la ejecución de proyectos en el país.

«En la experiencia de la red mundial de la OMCT y de SOS-Torture, los Estados de Excepción debilitan dramáticamente las garantías contra la tortura y la integridad y seguridad personal», afirmó Gerald Staberock, Secretario General de la OMCT.

La reciente declaración de Estado de Excepción en tres municipios del estado Zulia (limítrofe con Colombia), resultaron en un incremento de los abusos contra los derechos humanos. También es necesario mencionar que la actual militarización del orden público, reflejado en operaciones de seguridad como la «Operación Liberación y Protección del Pueblo» (iniciada en julio del 2015), ha encendido las alarmas sobre el incremento de las ejecuciones extrajudiciales y las detenciones arbitrarias, tal como lo denunció la OMCT durante su última misión en octubre del 2015. En este contexto, la OMCT está alarmada por las potenciales implicaciones de un Estado de Excepción a nivel nacional.

Cualquier decreto declarando un Estado de Excepción debería ser promulgado en cumplimiento con los requisitos de la ley, ateniéndose a los principios de necesidad y proporcionalidad y estar definido en términos concretos. A la luz de su redacción, la OMCT está muy preocupada ya que el decreto no establece las implicaciones de estos nuevos poderes para el disfrute de los derechos humanos y no nota que éstos pudiesen empeorar en un contexto social ya crítico por la escasez de alimentos y medicinas. En este sentido, la OMCT hace un llamado a las autoridades venezolanas a sostener las garantías contra la detención arbitraria y la tortura, asegurando el debido proceso y el derecho a un recurso efectivo en cualquier circunstancia.

Un comentario sobre “Organización Mundial Contra la Tortura: Declaración de Estado de Excepción: amplios poderes abren las puertas a abusos contra los derechos humanos

Comentarios cerrados.