G7 rechaza el proceso electoral en Venezuela por no representar «la voluntad democrática ciudadana»

(Ottawa, 23/05/2018) El G7, conformado por los países Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, los Estados Unidos y la Unión Europea, rechazarón conjuntamente el proceso electoral del 20 de mayo en Venezuela. A continuación la declaración.

Al fallar por no cumplir con los estándares internacionales aceptados y el no asegurar las garantías básicas para un proceso inclusivo, justo, libre y democrático, estas elecciones y sus resultados carecen de legitimidad y credibilidad. Por lo tanto, rechazamos las elección presidencial venezolana y su resultado, ya que no es la representación de la voluntad democrática de los ciudadanos de Venezuela. El Gobierno de Venezuela ha perdido la oportunidad para una urgente rectificación política.

Mientras que el régimen de Nicolás Maduro solidifica su talante autoritario, las personas en Venezuela continuan sufriendo de abusos y privación de sus derechos humanos, lo que ha incrementado el desplazamiento y que ha afectado a países de la región.

Nos solidarizamos con el pueblo de Venezuela y hacemos un llamado al régimen de Maduro para que restaure la democracia constitucional en Venezuela, organice elecciones libres y justas que reflejen verdaderamente la voluntad democrática del pueblo, libere de inmediato a todos los presos políticos, restaure la autoridad del Asamblea Nacional, y proporcionar un acceso completo, seguro y sin obstáculos a los actores humanitarios.

Mantenemos nuestro compromiso de apoyar una solución pacífica, negociada y democrática a la crisis en Venezuela y de apoyar a la población venezolana a través de la asistencia humanitaria.

Traducción no oficial

Para leer la declaración en su idioma original, ingresa aquí