Crisis Group: «Un rayo de luz en la ensombrecida Venezuela»

(Caracas, 16/07/2019)  Un discreto esfuerzo diplomático por parte de Noruega representa la mejor opción para romper el estancamiento político en Venezuela. Para detener la caída del país hacia una catástrofe humanitaria y económica, los partidarios más pragmáticos dentro del gobierno y la oposición deberían dejar de lado la vanas esperanzas de una victoria absoluta y apoyar un acuerdo negociado, asegura en su nuevo informe Crisis Group.

¿Qué hay de nuevo? Tras el fracaso del intento de la oposición de derrocar al presidente venezolano Nicolás Maduro en abril, un discreto esfuerzo diplomático por parte de Noruega ahora ofrece las mejores perspectivas para hallar una solución pacífica y negociada a la crisis política en el país y prevenir mayor violencia e inestabilidad.

¿Por qué importa? La economía de Venezuela está cayendo en picada, la infraestructura se está derrumbando, y millones de personas han huido. Si no se logra una solución negociada, el riesgo de violencia aumentará y amenazará con desbordarse a la región. Se ha abierto una pequeña ventana de oportunidad, pero podría cerrarse en cualquier momento.

¿Qué se debería hacer? Los más pragmáticos de ambos bandos deberían aprovechar esta fugaz oportunidad para buscar una solución de compromiso que incluya unas elecciones anticipadas, libres, justas y supervisadas por la comunidad internacional, así como garantías contra un resultado que arrase con alguna de las partes. Los aliados externos del gobierno y la oposición, junto con actores internacionales más neutrales, deberían respaldar estos esfuerzos y coordinar su apoyo a los mismos.

Informe completo aquí

Un comentario sobre “Crisis Group: «Un rayo de luz en la ensombrecida Venezuela»

Comentarios cerrados.