CIDH preocupada por la detención del Diputado Juan Requesens

(Washington D.C, 30/08/2018) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha manifestado su preocupación por la situación del Diputado de la Asamblea Nacional, Juan Requesens, quien fue detenido el pasado 7 de agosto por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

El Diputado fue privado de libertad sin orden de detención, y ha permanecido incomunicado. La Asamblea Nacional Constituyente acordó levantar la inmunidad del diputado Requesens y con posterioridad a su detención la Corte Suprema de Justicia decretó su detención como flagrante al ratificar los cargos  por litigación pública continuada, homicidio calificado en grado de frustración en contra del Presidente de la República, homicidio calificado por motivos fútiles en contra del Alto Mando Militar y las personas que se encontraban presentes, terrorismo y posesión ilegal de armas y explosivos.

En el comunicado la CIDH afirma que se han denunciado una serie de irregularidades respecto del levantamiento del fuero parlamentario, la detención, investigación y proceso iniciados contra los diputados, a lo que Relator Francisco Eguiguren agregó  “Las investigaciones y procesos que se sigan contra ellos deben respetar el debido proceso y las garantías judiciales. Esto incluye el acceso efectivo a su defensa jurídica y una participación directa en el mismo”.

A su vez, la CIDH hace mención del video donde se muestra  al diputado Requesens en ropa interior y en condiciones denigrantes. Sobre esto la Comisión llama a recordar  que los Estados deben tomar las medidas necesarias para garantizar que las personas privadas de libertad se encuentren en condiciones compatibles con la dignidad humana. De igual manera, la CIDH destaca que a fin de no menoscabar el derecho a la presunción de inocencia, los Estados deben evitar que las personas detenidas que están siendo investigadas, sean presentadas ante cualquier medio de difusión de información que pueda resultar público.

El Relator de la CIDH  sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad, el Comisionado Joel Hernández, señaló “Considerando el deber especial que tienen los Estados respecto de las personas bajo su custodia, el Estado venezolano tiene la obligación de brindar un trato digno al diputado Requesens que resulte compatible con los estándares interamericanos en materia de privación de libertad.

Para concluir la Comisión rechazó todo acto de violencia y urge al Estado a llevar a cabo la investigación sobre los hechos del 4 de agosto con la debida diligencia, de manera seria, transparente, independiente e imparcial. La Comisión continuará dando seguimiento a esta situación.

Para leer el comunicado oficial, ingresa aquí