CIDH otorga medidas cautelares al diputado Juan Requesens

(Washington D.C 16/10/2018) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares al diputado Juan Requesens

El 17 de agosto de 2018 la CIDH recibió una solicitud de medidas cautelares presentada por
el señor Carlos Ayala Corao y otros instando a la Comisión que requiera al Estado de Venezuela la adopción de las medidas necesarias para proteger los derechos de Juan Carlos Requesens.

De acuerdo a  los solicitantes, el diputado se encuentra en una situación de grave riesgo con
motivo de las circunstancias en que se encontraría privado de la libertad en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (“SEBIN”), el Helicoide, en Caracas.

Ante las condiciones de detención en las que se encuentra Requesens la Comisión cree pertinente tomar las siguientes consideraciones:

  • En primer lugar, la evaluación médica efectuada dos días después de la detención, que consta en un certificado fechado a 9 de agosto de 2018, ha sido suscrita por el SEBIN, la misma autoridad que habría procedido a su arresto y que seguiría custodiándolo al día de la fecha22. Sin embargo, la Comisión observa que según los dichos de sus representantes legales, afirmaron haberlo visto “golpeado” durante su comparecencia ante el juez.
  • En segundo lugar, respecto de la evaluación psicológica y psiquiátrica practicada el 21 de agosto y que supuestamente descarta rastros de “tortura psicológica”, la Comisión nota que si bien fue efectuada por un órgano distinto del SEBIN, tales exámenes fueron practicados más de diez días después del momento en el que presuntamente se grabara el video y que el abogado presuntamente vio golpeado al propuesto beneficiario.
  • En tercer término, de una revisión superficial de los análisis de laboratorio llevados a cabo por el SENAMECF – llevados a cabo el 21 de agosto –, se constata que los resultados solamente descartan la presencia de alcohol, marihuana o cocaína en su sangre. No obstante haber tenido conocimiento de los alegatos de los solicitantes sobre el posible suministro de sustancias diversas que presuntamente coincidirían con el estado en que se aprecia al propuesto beneficiario en uno de los videos, el Estado no precisó si los análisis clínicos valoraron otras posibles hipótesis.
  • En cuarto término, el Estado no ha controvertido la existencia del referido video en donde se observa al propuesto beneficiario en las condiciones narradas por los solicitantes. Si bien la Comisión ha conocido que habría sido tomado en el contexto de un examen médico y que realizaría una investigación, el Estado no ofreció una explicación que permita entender las razones por las cuales se habría encontrado en tales condiciones.

Por lo anterior la CIDH  considera que el presente asunto reúne prima facie los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad contenidos en el artículo 25 de su Reglamento. En consecuencia, la Comisión solicita a Venezuela que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la salud, vida e integridad personal del señor Juan Carlos Martínez Requesens en el contexto de privación de libertad en
que se encuentra, asegurando que no sea objeto de actos de violencia en su contra. En particular, a la luz de los hechos alegados por los solicitantes, la Comisión considera pertinente que se adopten las medidas necesarias para posibilitar que una organización o entidad internacional con carácter independiente e imparcial, y con competencia en la materia, verifique las circunstancias en que se encuentra el beneficiario

Para leer la medida ingresa aquí