Alto Comisionado manifestó preocupación frente al anuncio del gobierno sobre entregar armas a milicianos en el contexto de manifestaciones pacíficas

(Nueva York, 18/04/2017). En rueda de prensa, Rupert Colville, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), manifestó la preocupación de este órgano por las declaraciones del Presidente Maduro acerca de armar a 500.000 milicianos en el contexto de las manifestaciones pacíficas del país.

El portavoz manifestó que la entrega de armas a civiles sólo exacerbará la tensión y el conflicto en el país. Recordó a los representantes del Estado que debe respetar el derecho a reunión y manifestación pacífica, que no debe llevar a cabo detenciones masivas e indiscriminadas y que debe llevar a cabo investigaciones imparciales sobre los hechos de violencia, especialmente las muertes de personas. También recordó a los manifestantes que deben protestar de forma pacífica.