Venezuela nuevamente en el Capítulo VI del Informe Anual de la CIDH

(Costa Rica, 22/03/2018) Nuevamente Venezuela es incluida dentro del capítulo VI del informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como uno de los países con mayores retrocesos y vulneración de los derechos humanos, conjuntamente con Cuba.

Institucionalidad democrática

La inclusión de Venezuela en el capitulo VI este año se debe en particular al debilitamiento sistemático de la institucionalidad en el país, la cual se ha ido agravando desde el 2015.  Esto “se trata de una problemática compleja que tiene sus raíces en la injerencia del Poder Ejecutivo en los otros poderes públicos”.  Ilustra esta situación describiendo la intervención del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en las decisiones emanadas de la Asamblea Nacional (AN), siendo una afectación al principio de separación de poderes. Lo anteriomente descrito “se agravó en el 2017 al punto de producirse una alteración del orden constitucional con las Sentencias Nº 155 y 156 emitidas por el TSJ el 28 y 29 de marzo, respectivamente, en las cuales levantó las inmunidades parlamentarias a los diputados de la AN, estableció que sus actos constituyen “traición a la patria”, otorgó al Poder Ejecutivo amplios poderes”.

La carencia de independencia de poderes según la CIDH es uno de los elementos que alteran el orden constitucional, “Esta situación se agravó en el 2017 al punto de producirse una alteración del orden constitucional con las Sentencias Nº 155 y 156 emitidas por el TSJ el 28 y 29 de marzo, respectivamente, en las cuales levantó las inmunidades parlamentarias a los diputados de la AN, estableció que sus actos constituyen “traición a la patria”, otorgó al Poder Ejecutivo amplios poderes”.

Protesta social y libertad de expresión

La CIDH manifiesta su preocupación ante la incompatibilidad del marco normativo con los estándares interamericanos, en particular la exigencia de autorización previa para la realización de manifestaciones, y las prohibiciones absolutas al ejercicio de este derecho. Sobre el uso excesivo de la fuerza durante las manifestaciones, la Comisión exhorta al Estado venezolano a  “cesar la obstaculización del ejercicio legítimo del derecho a la protesta y
frenar el uso de la fuerza contra los manifestantes”.

Sobre la libertad de expresión describen la constante hostigación y criminalización de los periodistas, censura y cierre de medios, “estas medidas no responden a un marco normativo compatible con las obligaciones internacionales adquiridas por el Estado venezolano en esta materia y en la práctica, han estado
dirigidas al silenciamiento de las voces críticas del actual Gobierno. Su impacto en la democracia venezolana
es evidente y merece atención prioritaria”.

Pobreza, y derechos económicos, sociales, culturales y ambientales

EL desabastecimiento de alimentos, medicinas, tratamientos e insumos médicos causa profunda preocupación en la Comisión, la cual recuerda que “en 2015 se registró un alza de 180,9% en los precios y en abril de 2016 el 80% de la población enfrentaba escasez de alimentos”. Esta situación ha afectado principalmente a las poblaciones más vulnerables históricamente, como mujeres, indígenas  personas mayores,  personas viviendo con enfermedades graves, crónicas o con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y/o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Al mismo tiempo, se han incrementado las tasas de mortalidad infantil y materna.

Para leer el capítulo sobre Venezuela ingresa aquí

 

.