Segundo reporte iMMAP “Algunos grupos armados estarían ofreciendo pagos de USD 300 mensuales a jóvenes venezolanos”

(Bogotá, 02/01/2018) iMMAP ha publicado su segundo reporte sobre las condiciones de los migrantes forzados y refugiados venezolanos en Colombia.

Situación humanitaria

El Plan de Respuesta para Refugiados y Migrantes de la Plataforma Regional liderada por OIM y ACNUR
resume las principales necesidades para migrantes y refugiados en la región, estimando 1,114,266 migrantes y refugiados con necesidades en Colombia, de los cuales 912 mil tendrían intención de permanecer, 108 mil serían migrantes pendulares en zona de frontera, 93 retornados, 446 mil en tránsito y 310 mil personas de comunidades receptoras. Para 2019 las personas en necesidad podrían ser más de 2,2 millones, de los cuales 1,7 tendrían vocación de permanecer y 519 mil serían retornados colombianos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Protección

La Fundación Redes a través de su último boletín, denunció la compleja situación para migrantes que podrían ser víctimas de reclutamiento forzado por parte de grupos no estatales colombianos y otros grupos al margen de la ley, al ingresar a Colombia por pasos fronterizos no oficiales en zonas limítrofes con Guajira, Cesar, Norte de Santander, Arauca, Vichada y Guainía. Cerca de 200 casos habrían sido documentados por Fundaredes, en la que migrantes denuncian haber sido víctimas de grupos delincuenciales al pasar por pasos fronterizos no oficiales, situación que generó una denuncia por parte de esta organización en la fiscalía de Norte de Santander en el mes de noviembre.

Algunos grupos armados estarían ofreciendo pagos de USD 300 mensuales a jóvenes venezolanos, cifra que representa más de 40 salarios mínimos en Venezuela y que ante las difíciles condiciones económicas,
estaría incentivando que cerca del 60% de combatientes de Los Rastrojos fueran venezolanos.

De acuerdo con información recolectada por Fundaredes, cerca de 15,000 venezolanos estarían involucrados en actividades de grupos ilegales en la zona de frontera con Colombia, incluyendo niños y niñas.

Para leer el reporte completo ingresa aquí