Reporte Monitoreo de Desplazamiento de Venezolanos: Ecuador agosto – septiembre 2018

(Ecuador, ) La Organización Internacional para las Migraciones ha publicado la segunda ronda de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM por sus siglás en inglés) de Ecuador, la cual es ejecutada en el contexto de movilidad humana de las personas venezolanas en la región.

El DTM  permite conocer el perfil de la población venezolana en Ecuador, su ruta migratoria, situación económica y laboral, condiciones de vida y las principales necesidades de protección a las que se enfrentan. En los 6 puntos de monitoreo (Manta, Rumichaca, Quito, Guayaquil, San Miguel y Huaquillas) se realizaron 1.953 encuestas.

Según el Ministerio del Interior del Ecuador, entre enero y septiembre de 2018, ingresaron 698.006 ciudadanos venezolanos y se reportaron 576.537 salidas del país. Esto resulta en un saldo migratorio de 121.469 personas en territorio nacional. Lo cual duplica el saldo migratorio de 2017 donde se identificó 61.138 personas venezolanas en el país.

Perfil de los Encuestados

  • 53,5% de los encuestados son hombres y 46,3% mujeres; un 0,3% se identificó como otro;
  • La edad del 88% de la población encuestada que ingresó a Ecuador oscila entre los 18 y 40 años. Por lo tanto, es una población joven, en edad de trabajar o considerada como población económicamente activa (PEA).
  • 74,6% de la población encuestada declaró estar soltera, mientras que 24% mencionó estar casada o en unión libre.
  • Del total de la población encuestada, 59,5% mencionó haber terminado la secundaria y 34,3% reportó haber terminado la universidad o estudios en carrera técnicas.
  • En lo que se refiere a ciudades, 92% declaró haber terminado estudios a nivel secundario, universitario, posgrado o técnico.

Documentos de identidad

Del total de encuestados, 97% confirmó poseer un documento de identidad. De dicho universo, 69,1% mencionó poseer y utilizar un pasaporte para su viaje; 30,3% reportó utilizar una cédula/DUI para realizar su respectivo proceso de verificación de identidad y cruce fronterizo; 0,2% utiliza la partida de nacimiento como documento de identidad; y 0,4% prefirió no responder a esta pregunta.

  55% de la población venezolana utiliza su cédula de  identidad para ingresar al Ecuador por el punto
fronterizo de San Miguel. Esta tendencia es diferente en
el principal punto de ingreso, Rumichaca.

En las dos ciudades más grandes del país, Quito y Guayaquil, existen altos niveles de irregularidad en cuanto a la condición migratoria de los encuestados venezolanos residentes en esas ciudades. Un 75%ven Quito y 64% en Guayaquil, reportó carecer de un estatus migratorio regular. En la ciudad de Manta, casi la mitad de la población venezolana vive en situación irregular.

Adicionalmente, el cuadro revela que la visa devturismo y la visa UNASUR son las opciones devregularización más utilizadas en las 3 ciudades.

Acceso a servicios sanitarios

En las fronteras, 17% declaró no tener acceso a agua potable y servicios sanitarios en su viaje.

En las ciudades, las personas venezolanas fueron consultadas sobre las condiciones sanitarias actuales en comparación con las del país de origen. 54% de la población encuestada respondió que su condición sanitaria ha mejorado en comparación con las condiciones en el país de origen. Mientras que 25% declaró que las condiciones
sanitarias eran iguales.

Tanto en Guayaquil como en Manta, la mayoría de los encuestados confirmó la mejoría de dichas condiciones. Sin embargo, en Quito los resultados fueron menos favorables, solamente 35% de los encuestados en esta ciudad respondió que su condición sanitaria mejoró, mientras que 45% declaró que las condiciones empeoraron con respecto a los servicios del país de origen.

Salud sexual  y reproductiva 

En las fronteras, se contabilizaron cinco mujeres embarazadas. Tres de ellas reportaron no haber tenido acceso a servicios de atención prenatal.

67% de los encuestados declararon no haber tenido acceso a servicios de salud sexual durante el año hasta la fecha de la encuesta. Entre las personas que sí recibieron estos servicios se mencionan como los más recurrentes la recepción de métodos anticonceptivos, aplicación de pruebas de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, además de educación y consejería.

Seguridad alimentaria 

Una semana antes de la encuesta, 23% de los consultados en ciudades indicaron no haber tenido suficiente acceso a alimentos.

Este porcentaje se incrementa en fronteras donde 40% de los participantes mencionaron no contar con fuentes suficientes de alimentación. Adicionalmente, este análisis indicó que casi el 50% de los encuestados opta por reducir porciones; en promedio 31,5% de los encuestados en ciudades y fronteras obtienen alimentos regalados o donados; y un promedio de 13% gastan sus ahorros en alimentos. Finalmente, alrededor de 6% de la población mencionó pedir dinero prestado para alimentarse.

Raciones alimentarias

En promedio, 22% de las personas venezolanas encuestadas no contaban con
suficiente dinero para comprar alimentos al día siguiente.

Según la encuesta, las personas venezolanas que se encuentran en las fronteras poseen
una situación alimentaria precaria mayor que en las ciudades. De esta manera, 29,4% de la población venezolana en fronteras no contaba con suficiente dinero para comprar alimentos al día siguiente de la encuesta, y 39,3% mencionó tener suficiente dinero para uno o dos días más.

Violencia y discriminación 

  • 11% reportó haber experimentado maltrato cuando realizaban actividades o trabajo durante el viaje.
  • 5% indicó haber trabajado o realizado actividades en contra de su voluntad.
  • 3% declaró haber estado en algún lugar en contra de su voluntad, por causa de alguna persona ajena a las autoridades locales.
  • 6% experimentó violencia física.
  • 2% reportó no sentirse seguro en el sitio donde se encontraba.
  • 37% reportó discriminación, entre este grupo, 98% mencionó que fue discriminado por causa de su nacionalidad.
  • Al salir del Ecuador por Huaquillas, 94,4% de los encuestados mencionó no haber experimentado algún tipo de violencia. 5,6% de los ciudadanos venezolanos que sí reportaron casos de violencia, indicaronvhaber recibido un tipo de violencia física y verbal.

 

 

 

 

Para leer el reporte completo, ingrese aquí