Andrew Seele “Estamos viendo el inicio del flujo migratorio y no el final”. Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA

(Examen ONU, Caracas. 06/09/2018) El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), llevó a cabo el día 05 de septiembre una sesión extraordinaria, con el fin de “considerar la crisis migratoria originada por la situación en la República Bolivariana de Venezuela”, la cual fue convocada por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. 

La sesión fue llevada a cabo a pesar de las negativas de las delegaciones de Nicaragua, Bolivia y Venezuela, cuyo Embajador, Samuel Moncada, dijo que la sesión era “un nuevo intento para atacar y desestabilizar al pueblo de Venezuela”.

El Secretario General expresó “son millones ya los venezolanos que han huido de su país con la esperanza de reestablecer sus derechos más básicos. Ningún país puede enfrentar esta oleada de migrantes y refugiados de forma aislada”, y reiteró que  “el abordaje debe ser colectivo con un enfoque de responsabilidad compartida”.

En la sesión participaron María Claudia Pulido, secretaria adjunta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Andrew Seele, Presidente del Instituto de Política Migratoria.

Pulido celebró las distintas iniciativas y medidas que están siendo aplicadas en la región para acoger a los migrantes y refugiados venezolanos, como son  el Permiso Especial de Permanencia (PEP) en Colombia, la residencia MERCOSUR en Argentina y Uruguay, el Permiso de Trabajo de Ecuador y la regularización de venezolanos en Brasil. A  pesar de la buena voluntad que han tenido muchos gobiernos de la región, se ha visto la ejecución de políticas negativas: deportaciones masivas, la exigencia de  documentos específicos para permitir el ingreso de venezolano a los países, como pasaportes u otro tipo de documentos y la necesidad de solicitar visados especiales. De igual manera, la secretaria adjunta de la CIDH afirmó que para responder a la crisis migratoria, se deben crear políticas innovadoras con perspectivas de derechos humanos. Esto es necesario para hacer frente a un gran desafío  y que además  “es una crisis humanitaria sin precedentes en la región”, dijo Pulido.

Andrew Seele explicó al Consejo Permanente que a persar de que la migración es algo natural, el actual flujo migratorio de venezolanos es “una situación inédita en el hemisferio. Estamos ante una migración no voluntaria”, además resaltó que anteriormente la región ha visto situaciones de migración forzada, pero no con el ritmo tan ascelerado que ha caracterizado a la migración venezolana. El experto afirmó que la región está frente  ” al flujo migratorio más grande registrado en tan poco tiempo a nivel mundial”. De igual manera, Seele reafirmó la necesidad de un política regional que brinde apoyo a los países con mayor recepción de venezolanos y seguir fortaleciendo la “acogida” positiva  por parte de las comunidades receptoras, para ello son necesarias políticas de corto y mediano plazo, como la correcta incersión de niños venezolanos a los sistemas educativos, ya que “estamos viendo el inicio del flujo migratorio y no el final. Probablemente estas personas no regresen pronto a Venezuela”, dijo Seele.

Las delegaciones de algunos de los gobiernos miembros del Grupo de Lima: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica,  México, Panamá, Paraguay y Perú, apoyaron lo dicho por el Secretario General y lo expuesto por los expertos. El grupo de países  apoyó la creación de una política regional para hacer frente a esta crisis, como  expresó Jorge Lomónaco, Embajador de México,  “los aquí presentes tenemos una responsabilidad “humana” para con los venezolanos”. Además, las distintas delegaciones exhortaron nuevamente a Venezuela a aceptar la cooperación internacional para atender la crisis humanitaria que atraviesa el país, y también llamaron a las autoridades venezolanas a proporcionar a sus ciudadanos de documentos de identidad, para evitar que sean víctima de la trata y la explotación, y los cuales son necesarios para que “disfruten de su derecho de libre movilidad, como lo establece el derecho internacional”, afirmó el Embajador de Chile, Hernán Salinas.

Varios representates expusieron las cifras oficiales del número de venezolanos que han ingresado en sus respectivos países, y afirmaron que a pesar ser un reto para los servicios públicos, seguirán implementando medidas para facilitar la integración de los venezolanos a estos países.

  • Colombia: En 2014 7.800 venezolanos cruzaron el puente de Rumichaca;  en 2017 229.674; en marzo 2018 cruzaron 206.454. El 35% de estas personas son colombianos retornados o con doble nacionalidad (colombianos – venezolanos).
  • Brasil: Desde enero a junio de 2018 han ingresado cerca de 128 mil venezolanos.
  • Perú:  Hasta agosto 2018 han ingresado 400 mil venezolanos.
  • Panamá: Han ingresado 78 mil venezolanos en lo que va de año. Se planea regularizar el estatus migratorio de 25 mil venezolanos.
  • Chile: En 2017  ingresaron 65 mil  venezolanos.
  • Ecuador: Desde 2014 han ingresado 1 millón de venezolanos, de los cuales 600 mil ingresaron solo en 2018. El saldo migratorio de venezolanos residentes es de 215 mil, dentro de los cuales 90 mil ya han regularizado su estatus migratorio.

Las delegaciones de Uruguay y El Salvador manifestaron su desacuerdo con la forma como se llevó a cabo la sesión, argumentado que fue realizada fuera del reglamento y con acciones “excluyentes”. “Me pregunto: ¿nos preocupan los migrantes o solo algunos migrantes? Expresó el Representate Permanente de El Salvador y exigió al Consejo Permanente el presionar al gobierno de los Estados Unidos a proporcionar datos sobre las familias separadas en la frontera México – Estados Unidos por causas migratorias. A su vez, el Representante Permanente de Venezuela, Samuel Moncada, manifestó que el Consejo Permanente y la OEA en su totalidad, están incapacitados para tratar sobre los problemas de Venezuela, debido a que la organización a su parecer carece de credibilidad y solo busca dividir a la región.

Como consecuencia de la reunión, el Secretario General anunció la creación de un Grupo de Trabajo para analizar el tema migratorio de Venezuela más a fondo, que estará presidido por el político venezolano en el exilio David Smolansky.

Puedes ver la grabación de la sesión extraordinaria aquí