Reporte: Escalamiento Humanitario de la ONU en Venezuela

(Caracas 17/05/2019) –  Este informe de situación es elaborado por la Oficina del Coordinador Residente en Venezuela con el apoyo de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) y el Grupo de Coordinación Intersectorial UNETE. Se centra en la estrategia de escalamiento de las Naciones Unidas lanzada en noviembre de 2018 y abarca el período comprendido entre enero y abril de 2019.

Destacados

• El Equipo de Coordinación de la Cooperación y la Asistencia (ECCA), dirigido por el Coordinador Residente de las Naciones Unidas, se creó en febrero de 2019 para facilitar la coordinación a nivel nacional en temas humanitarios.

• Se ha elaborado un borrador del panorama de las necesidades de Venezuela, que se ha compartido con las principales partes interesadas. El panorama general indica importantes necesidades humanitarias en diversos sectores, como salud, agua, saneamiento e higiene, protección, nutrición, seguridad alimentaria y educación.

• Desde 2018, con un enfoque de asistencia para salvar vidas, el Sistema de Naciones Unidas y sus socios han avanzado en la ampliación de sus actividades, incluida la vacunación a gran escala contra las enfermedades transmisibles, el suministro de generadores para los hospitales, más de 189.000 tratamientos preventivos y curativos para la desnutrición aguda, el fortalecimiento de las redes de protección transfronterizas y la prestación de servicios de protección a la infancia y de lucha contra la violencia basada en el género, el suministro de agua potable y productos de higiene a más de 28.000 personas y el apoyo a la educación de casi 50.000 niños, niñas y adolescentes.

• El número de funcionarios de Naciones Unidas en el país se ha duplicado desde 2017, con 422 funcionarios en Venezuela al 29 de abril. Para coordinar los esfuerzos más cercanos a las personas necesitadas, la ONU ha establecido centros regionales de coordinación en Caracas, San Cristóbal, Maracaibo y Ciudad Guayana, así como oficinas en otros lugares como Guasdualito. El escalamiento ha recibido 61,5 millones de dólares y está financiada casi en un 50 %. El ECCA está en proceso de desarrollar un Plan de Respuesta Humanitario para Venezuela.

Panorama de la situación

• A lo largo del período que abarca el informe, la situación humanitaria en el país se ha exacerbado, debido a las continuas problemáticas económicas, la inestabilidad política, coretes de electricidad y el consiguiente deterioro de la prestación de servicios esenciales. Entre los grupos más vulnerables se encuentran personas con enfermedades crónicas y enfermedades graves, mujeres embarazadas y lactantes, recién nacidos, niños y niñas menores de cinco años, indígenas, personas en movimiento, personas de mayor edad, mujeres, menores en situación de riesgo y personas con discapacidad, entre otros. Los estados fronterizos, como Bolívar, Delta Amacuro, Amazonas, Zulia, Táchira y Apure son los que tienen las mayores necesidades.

• La situación humanitaria se vio aún más afectada por los cortes de electricidad en marzo, que dejaron a todos los estados del país sin electricidad. Otros servicios como el agua, la educación, la atención de salud, el suministro de combustible y las telecomunicaciones también se vieron afectados, así mismo en algunas zonas se registró un aumento de la inseguridad. Los estados ubicados a lo largo de la frontera fueron los más afectados, entre ellos Zulia, Táchira y Bolívar con muchos hospitales que no cuentan con generadores en pleno funcionamiento. Mientras que en muchos lugares del país se reestableció la energía eléctrica, en muchos otros estados continúan con el racionamiento energético y la prestación del servicio se ha reducido considerablemente.

• Desde el 23 de febrero se cerraron las fronteras del país, lo que afectó los medios de subsistencia y el bienestar de la población de los estados de Amazonas, Apure, Bolívar, Táchira y Zulia. Muchas comunidades de estas zonas dependen tradicionalmente del empleo, comercio y servicios transfronterizos como los suministros médicos y la educación. El cierre de las fronteras también ha obligado a que las personas utilicen cruces informales, aumentado su vulnerabilidad a los riesgos de protección.

• Basados en el esfuerzo de escalamiento, las Naciones Unidas y sus socios están elaborando un Plan de Respuesta Humanitario (HRP por sus siglas en inglés) para Venezuela, enfocado en seis sectores y dos subsectores: salud, seguridad alimentaria y agricultura, nutrición, agua, saneamiento e higiene, protección (incluida la protección de la infancia y la violencia de género) y educación. El HRP se construiría en el proyecto de descripción general de las necesidades elaborado en marzo.

Descargue el informe aquí