ONUSIDA expresó preocupación por las detenciones arbitrarias de 3 miembros de organizaciones que asisten a personas con VIH/Sida en Valencia, Venezuela

(Ciudad de Panamá, 18/02/2019) Por medio de un comunicado el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), expresó su profunda preocupación por la detención (sin orden judicial) de miembros de organizaciones no gubernamentales venezolanas que brindad atención y apoyo a personas con VIH/Sida.

Los detenidos forma arbitraria fuero Willmer Álvarez, Manuel Armas y Jhonatan Mendoza, miembros de las ONG Manos Amigas por la Vida (MAVID) y Red Venezolana de Gente Positiva-RVG. En el comunicado la agencia de Naciones Unicas aclara que, «si bien ellos han sido ya liberados, lamentamos y rechazamos que se hayan decomisado los medicamentos antirretrovirales (ARV) y las fórmulas lácteas para los bebés de madres que viven con VIH, que eran distribuidos por la ONG producto de donaciones recibidas durante los últimos meses».

ONUSIDA expresa que  la participación protagónica y directa de las comunidades y de las personas que viven con VIH en la respuesta nacional es clave. Recalcan que «éstas tienen un rol relevante en la articulación intersectorial para tener una respuesta nacional al VIH coherente, robusta, oportuna y que comprenda las necesidades de los principales afectados por la epidemia».

La agencia indica que dentro del Plan Maestro de Respuesta al VIH, el cual fue suscrito entre el Ministerio del Poder Popular para la Salud, la OPS y ONUSIDA, se incluye el importante rol que tienen las ONG y las personas que viven con VIH en los procesos de adquisición, distribución, monitoreo y entrega de medicamentos ARV. ONUSIDA destaca que las tres  detenidos en Valencia, al igual que el director de MAVID (Eduardo Franco), «son puntos focales de la RVG en Carabobo de reconocida trayectoria por su trabajo en favor de las personas que viven con VIH en Venezuela».

ONUSIDA afirma lo fundamental de promover la articulación entre los diversos actores de la respuesta nacional al VIH e invita a las autoridades correspondientes de Venezuela a «garantizar la salud y la seguridad de las personas que viven con VIH, permitiéndoles que realicen las actividades de distribución, monitoreo y entrega de medicamentos antirretrovirales y fórmulas lácteas en un clima de respeto de sus derechos fundamentales».

Para leer el comunicado oficial, ingresa aquí