Parlamento Europeo insta al gobierno de Venezuela a poner fin a las violaciones de derechos humanos

(Bruselas, 06/07/2018) El Parlamento Europeo aprobó la resolución 2018/2770 sobre  la crisis migratoria y la situación humanitaria en Venezuela y sus fronteras terrestres con Colombia y Brasil.

La resolución obtuvo 455 votos a favor, 100 en contra y 29 abstenciones. En el debate los eurodiputados expresaron su “consternación y alarma ante la crisis humanitaria que vive Venezuela” situación que el gobierno venezolano se ha negado a reconocer.

En la resolución solicitan al gobierno de Venezuela:

  1.  Admitir la crisis humanitaria actual, eviten que siga agravándose y promuevan soluciones políticas y económicas para garantizar la seguridad de todos los civiles y la estabilidad del país y la región;
  2. Permitir con carácter de urgencia el acceso sin restricciones de ayuda humanitaria al país para prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública y en particular la reaparición de enfermedades como el sarampión, la malaria, la difteria y la fiebre aftosa, y que concedan un acceso sin restricciones a las organizaciones internacionales que desean prestar asistencia a sectores afectados de la sociedad; solicita que se ponga rápidamente en práctica una respuesta a corto plazo para combatir la desnutrición en los grupos más vulnerables, como las mujeres, los niños y las personas enfermas; manifiesta su extrema preocupación por el considerable número de menores no acompañados que cruzan las fronteras;
  3.  Celebrar nuevas elecciones presidenciales conformes con las normas democráticas reconocidas internacionalmente y con el ordenamiento constitucional venezolano, en un marco transparente, equitativo y justo, bajo observación internacional, sin limitaciones en cuanto a partidos políticos o candidatos y con pleno respeto de los derechos políticos de todos los venezolanos; destaca que el gobierno legítimo que surja de estas elecciones deberá abordar con la mayor urgencia la actual crisis económica y social de Venezuela y trabajar en pro de la reconciliación nacional;
  4. Poner fin de inmediato a todas las violaciones de los derechos humanos, en particular las cometidas contra civiles, y por que se respeten plenamente todos los derechos humanos y libertades fundamentales, especialmente la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de reunión; insta a las autoridades venezolanas a que respeten todas las instituciones democráticamente elegidas, en particular la Asamblea Nacional, liberen a todos los presos políticos y defiendan los principios democráticos, el Estado de Derecho y los derechos humanos; pide al Servicio Europeo de Acción Exterior que haga cuanto esté en su mano para facilitar la labor de mediación internacional necesaria a fin de abrir espacios para el desarrollo de una solución viable a la actual crisis humanitaria y política.

De igual manera, solicitan a la comunidad internacional y a los países miembros de la Unión Europea:

  1. Establecer una respuesta coordinada, completa y regional a la crisis y que intensifique su asistencia financiera y material a los países beneficiarios, cumpliendo así sus compromisos; acoge con satisfacción la ayuda humanitaria de la Unión asignada hasta la fecha y pide que se libere urgentemente ayuda humanitaria adicional a través de los fondos de emergencia, a fin de hacer frente al rápido incremento de las necesidades de las personas afectadas por la crisis venezolana en los países vecinos;
  2.  Las sanciones que adopte la comunidad internacional deben ser selectivas y reversibles y no perjudicar en modo alguno a la población venezolana; acoge con satisfacción la rápida adopción de nuevas sanciones específicas y reversibles, así como el embargo de armamento impuesto en noviembre de 2017; recuerda que estas sanciones se han impuesto a altos funcionarios por violaciones graves de los derechos humanos, por socavar la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela y por organizar las elecciones ilegítimas del 20 de mayo de 2018, que no merecieron ningún reconocimiento internacional y se celebraron sin un acuerdo sobre la fecha o las condiciones y en unas circunstancias que no permitían la participación de todos los partidos políticos en pie de igualdad; recuerda la posibilidad, de conformidad con sus resoluciones anteriores, de extender estas sanciones a los responsables de la creciente crisis política, social, económica y humanitaria, en particular al presidente Nicolás Maduro;
  3.  Pedir la  responsabilidad a los autores de violaciones graves de los derechos humanos; brinda su total apoyo a las investigaciones de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre los múltiples crímenes y actos de represión perpetrados por el régimen venezolano, y pide a la Unión Europea que desempeñe un papel activo en este sentido; apoya plenamente la petición del Panel de Expertos Internacionales Independientes designados por el secretario general de la OEA y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de que se establezca una comisión de investigación sobre la situación en Venezuela y de que se profundice la investigación de la CPI.

Para leer la resolución oficial, ingresa aquí