Nueva medida migratoria de Estados Unidos veta entrada de algunos funcionarios venezolanos y sus familiares

(Washington DC, 24/09/2017) El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió la noche del domingo un polémico decreto con nuevas medidas migratorias destinadas a “detectar intentos de entrada de terroristas u otras posibles amenazas” a territorio estadounidense; por medio del cual impuso ciertas restricciones condicionales y limitaciones a ciudadanos de Chad, Corea del Norte, Irán, Libia, Siria, Venezuela y Yemen.

 La medida tiene como antecedente directo dos decretos migratorios emitido por el Presidente a finales de enero y marzo del 2017*, que fueron rápidamente rechazados por diversos tribunales federales dado su carácter discriminatorio.

Este nuevo decreto estaría fundamentado en las debilidades que los gobiernos de los Estados nombrados tendrían para cumplir con los estándares de intercambio de información y control de identidad, lo cual haría necesario medidas adicionales para proteger la seguridad del territorio estadounidense.

En el caso de Venezuela, la sección 2 (f) del decreto establece determinadas limitaciones y restricciones a la entrada de algunos funcionarios públicos y sus familiares, las cuales no afectan, sin embargo, al resto de la población nacional:

Traducción libre

Venezuela ha adoptado muchos de los estándares básicos identificados por el Ministro de Seguridad Nacional y en la sección 1 de este decreto, pero su gobierno no coopera en la verificación de si sus ciudadanos representan una amenaza a la seguridad nacional o a la seguridad ciudadana. El gobierno venezolano falla en compartir información relacionada con la seguridad ciudadana y el terrorismo de forma adecuada, falla en satisfacer por lo menos un criterio clave y ha sido evaluado como “no completamente cooperativo” con respecto a recibir a sus ciudadanos tras órdenes definitivas de expulsión de Estados Unidos. Sin embargo, hay fuentes alternativas para obtener información y verificar la ciudadanía e identidad de ciudadanos venezolanos. Como resultado de ello, las restricciones impuestas por este decreto se enfocan el funcionarios del gobierno de Venezuela responsables de las deficiencias señaladas.

 

Considerando la sección 3 (b)(v) de este decreto, la entrada a Estados Unidos de funcionarios de agencias gubernamentales de Venezuela encargadas del proceso de prueba y veto – incluyendo el Ministerio del Poder Popular para Interior, Justicia y Paz; el Servicio Administativo de Identificación, Migración e Inmigración (SAIME); el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores- y de sus familiares inmediatos con visas de no inmigrantes por trabajo (B-1), turistas (B-2) y trabajo/turismo (B-1/B-2), se suspende por medio del presente. Además de ello, ciudadanos venezolanos que posean visas deben ser sujetos a medidas adicionales apropiadas para asegurar que la información del viajero esté actualizada.

 

Decreto del 24 de septiembre del 2017 en inglés aquí.

*Decretos del 27 de enero del 2017 y del 06 de marzo del 2017.

Un comentario sobre “Nueva medida migratoria de Estados Unidos veta entrada de algunos funcionarios venezolanos y sus familiares

Comentarios cerrados.