Informe de Crisis Group: La onda expansiva de la crisis de Venezuela

(Bruselas, 22/03/2018)  Crisis Group, organización internacional cuya misión es prevenir guerras y fomentar la formulación de políticas que contribuyan a la construcción de un mundo más pacífico; ha hecho público su informe donde describe la actual crisis socioeconómica que atraviesa el país, así como emiten diversas recomendaciones para poder subsanar esta situación.

En su informe, crisis group resalta que la salud he integridad física de los venezolanos se encuentra comprometida, debido a la proliferación y resurgimiento de enfermedades como la difteria y el sarampión, así como la agudización de la desnutrición infantil, a lo que se le suma los altos índices delictivos. Estos factores han sido las principales causas de la migración de aproximadamente 4 millones de venezolanos, “decenas de miles cruzan la frontera con Colombia cada vez más en busca de un nuevo hogar”.

Se manifiesta la preocupación por la seguridad de los venezolanos migrantes que se dirigen a Colombia, ya que ” tienen que eludir a las fuerzas de seguridad estatal y a grupos armados en las zonas fronterizas. Después de cruzar, los más pobres quedan relegados a ganarse la vida como puedan en una región con una de las tasas de desempleo más altas de Colombia”.

La ONG  exhorta a los gobiernos de América Latina, las Naciones Unidas (NU), la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos (EEUU), ha incrementar sus esfuerzos para manejar la crisis humanitaria e incluso garantizar que los países vecinos tengan los medios necesarios para hacer frente a la esta situación. Este esfuerzo debería involucrar a China, “para que se reanuden las conversaciones entre el gobierno y la oposición con el objetivo de llevar a cabo reformas que permitan una política más representativa y la recuperación económica”. Además, alienta a la comunidad internacional a “aprovechar el fuerte consenso internacional y regional que existe sobre la difícil situación de Venezuela para intensificar sus esfuerzos por resolverla”.

En el informe se resalta la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente, promovida por el gobierno venezolano, la cual tiene poder sobre el resto de la instituciones del país, esta no ha implementado políticas para aliviar los problemas económicos que aquejan al país. En paralelo se describe la opacidad en torno a las cifras oficiales, debido a la falta de información sobre estadísticas de salud o económicas. Además alertan sobre la posibilidad del incumplimiento del pago de la deuda externa.

Crisis Group hace un llamado a recordar que la primera prioridad es aliviar el sufrimiento humano y la segunda es reactivar las conversaciones entre el gobierno y la oposición.

Recomendaciones

Para abordar la crisis humanitaria derivada de la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos, y la consiguiente migración masiva a países vecinos:

  • El gobierno debería facilitar que organizaciones humanitarias proporcionen alimentos, medicinas y otros productos, así como suavizar los controles de importación y de control de cambio.
  • Formación de un grupo tripartito conformado por organizaciones humanitarias, representantes del Estado y de las NU, para la creación de un programa de asistencia humanitaria.
  • Cumplimiento del compromiso asumido por las NU de prestar ayuda técnica a los países vecinos de Venezuela.
  • Países vecinos de Venezuela deben coordinar planes junto a organizaciones multilaterales como las NU, para poder garantizar la seguridad de los migrantes, en particular aquellos que corren el riesgo de caer en manos del tráfico de personas, como lo son las mujeres y los niños.
  • Colombia debería adaptar su ley de migración y las regulaciones que rigen los servicios educativos y de salud para eliminar los obstáculos burocráticos a proveer éstos a migrantes.

Para ayudar a resolver la crisis política y reducir el riesgo de nuevos derramamientos de sangre:

  • El Grupo de Lima (con el apoyo de EE.UU. y la UE) deberían aprovechar el fuerte consenso internacional que existe sobre la gravedad de la crisis y redoblar sus esfuerzos para que ambas partes vuelvan a la mesa de negociaciones.
  • Los gobiernos latinoamericanos parte del Grupo de Lima están contemplando sanciones propias. La amenaza, por parte de los gobiernos de la región, de sanciones similares a los de las potencias occidentales, incluidas potencialmente las restricciones financieras, la congelación de activos y la prohibición de viajar a personas, sería casi sin precedentes. Podría traer una presión adicional sobre el gobierno, que ya se ha visto sacudido por las sanciones de la UE y los EE.UU.
  • Cualquier amenaza de sanciones debe estar claramente relacionada con pasos realistas que el gobierno debería tomar para evitar tales medidas y potencialmente lograr el levantamiento de las sanciones existentes.
  • Ninguna potencia extranjera debería imponer embargos de amplio alcance, por ejemplo sobre la industria petrolera, que probablemente harían más daño al público en general.
  • El Grupo de Lima debería alentar a China, con quienes muchos miembros tienen lazos económicos estrechos, a usar su influencia sobre el gobierno de Maduro para convencerlo de participar en negociaciones genuinas con la oposición.
  • Las conversaciones renovadas entre el gobierno y la oposición deberían centrarse no solo en las reformas electorales, sino en medidas de transición para incluir la representación de la oposición en las instituciones gubernamentales, reformas económicas y garantías para los altos funcionarios si perdieran el poder en
    elecciones.
  • Todas las potencias externas deben estar preparadas para apoyar dicha transición
    con ayuda financiera, tanto bilateral como multilateral.

Para leer el informe completo ingresa aquíacione