Declaración Conjunta sobre la Independencia y la Diversidad de los Medios de Comunicación en la era Digital

(Washington D.C, 02/04/2018) El día de hoy los experto para la libertad de expresión de la ONU, OSCE, CIDH y la Comisión Africana de Derechos Humanos emitieron la Declaración Conjunta de 2018 en la ciudad de Accra, Ghana. En esta declaración se abordan las distintas amenazas actuales  a los medios de comunicación, como amenazas a su seguridad, de índole jurídica, política, tecnológica y económica, y las medidas que deben adoptar los Estados para enfrentarlas.

El Relator Especial Edison Lanza afirmó que “las amenazas políticas a la independencia de los medios de comunicación siguen siendo uno de los principales problemas que afecta la libertad de prensa en la región”. Además, afirmo que “siguen siendo frecuentes el abuso de recursos de la publicidad oficial, el control de los medios de comunicación y de los órganos reguladores de dichos medios, la expulsión y el retiro de la acreditación de periodistas, los duros ataques con la finalidad de estigmatizar y desacreditar a los medios”.

La Declaración Conjunta recuerda que los Estados tienen la obligación positiva de proteger la libertad de prensa, incluso a través de propiciar un entorno de trabajo seguro para los periodistas; garantizar el respeto de la independencia de los medios de comunicación y sus editoriales; promover la diversidad de los medios; abstenerse de aplicar formas indirectas de censura; asegurar la independencia de los órganos facultados para regular a los medios de comunicación; salvaguardar el papel de los medios de comunicación públicos independientes y sostenibles; proteger las fuentes confidenciales de información; respetar la libertad de circulación de los periodistas tanto locales como extranjeros; y crear salvaguardias apropiadas contra el registro y la incautación de material periodístico.

Asimismo, los Relatores indicaron “que es necesario buscar formas innovadoras de contrarrestar las presiones o amenazas económicas a los medios de comunicación que limita los recursos disponibles para el periodismo de investigación”.

Para leer la declaración ingresa aquí