Comunicado del Departamento sobre ayuda humanitaria en Venezuela

(Washington DC, 15/12/2017) Estados Unidos apoya al pueblo venezolano y sus esfuerzos para resolver la crisis económica, política y humanitaria que enfrenta el país. Seguimos profundamente preocupados por el hecho de que el pueblo venezolano está atravesando condiciones humanitarias terribles, que incluyen la falta de acceso a alimentos y medicamentos vitales, suministros médicos, malnutrición y aumento de los casos de malaria, entre otras duras realidades.

Los Estados Unidos cuanta con suministros de socorro y emergencia para la región y estamos dispuestos a proporcionar asistencia de emergencia, incluidos productos alimenticios y de asistencia alimentaria a las poblaciones afectadas. Estas disposiciones podrían estar disponibles de inmediato, solo sí el gobierno de Venezuela aceptara la ayuda humanitaria internacional. Reiteramos nuestro llamamiento al régimen de Maduro para que deje de ignorar las necesidades de su pueblo y permita que la ayuda de la comunidad internacional llegue a ellos.

Las sanciones de EE. UU no están dirigidas a la gente de Venezuela. Las sanciones no necesitan ser permanentes. Nuestras sanciones pueden ajustarse para quienes apoyan el retorno de Venezuela a un camino democrático y constitucional. Sin embargo, las medidas adicionales permanecen bajo consideración activa.

Si los miembros del régimen de Maduro desean que se levanten las sanciones del gobierno de Estados Unidos, deben actuar para restablecer la democracia y el orden constitucional en Venezuela. El futuro de las sanciones de EE. UU depende de las decisiones y acciones del régimen de Maduro.

Traducción propia, comunicado oficial aquí