Expertos de la ONU alertan sobre las alarmantes condiciones de vida en Venezuela

Ginebra (9 de febrero de 2018) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha emitido una comunicación donde insta al Gobierno venezolano a tomar medidas para enfrentar la actual crisis, y a su vez exhorta a la comunidad internacional a apoyar medidas que eviten una tragedia de grandes proporciones

“Miles de personas en Venezuela sufren hambre, no tienen acceso a medicamentos esenciales y están tratando de sobrevivir en una espiral que no parece tener final, de acuerdo a un grupo de expertas y expertos de Naciones Unidas”, señalan los expertos de estes organismo. Así mismo, estos señalaron en el comunicado conjunto que millones de personas están padecen por la falta de medicamentos esenciales, alimentos, bienes de primera, además de carencia de productos de higiene personal, constantes cortes de electricidad y viviendas inadecuadas.

Los expertos afirman que “la población en Venezuela está sufriendo múltiples violaciones a sus derechos humanos”. Además, se estima que en el 2016 más del 50 por ciento de la población vivía en pobreza extrema, cifra que de acuerdo a ellos seguramente se habrá incrementado considerando que la inflación en 2017 alcanzó más de 2.400 por ciento.

El Relator Epecial sobre el derecho de la salud afirma que el desabastecimiento crónico de medicinas y equipos médicos que reportan los centros de salud están provocando muertes que se podrían prevenir, así como diversos seervicios médicos que han dejado de operar en varias partes del país, como es el caso de la hemodiálisis lo cual pone en riesgo de perder la vida a alrededor de 15.000 personas que padecen enfermedades renales.

De igual forma, el grupo de expertos recalcan que la falta de información oficial actualizada sobre salud, alimentación y cortes de electricidad hace imposible que se pueda evaluar la verdadera magnitud de la crisis y la medida en la que el Gobierno está protegiendo y garantizando sus obligaciones conforme al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Para leer la comunicación completa ingresa aquí