Expertos de Naciones Unidas llaman a los Estados a tomar acciones firmes para revertir la impunidad de los ataques contra periodistas

(Ginebra, 31/10/2018) En aras del día mundial para terminar con la impunidad de los crímenes cometidos contra los periodistas, los Relatores Especiales de las Naciones Unidas David Kaye*, Agnes Callamard** y los miembros del Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas e Involuntarias: Tae-Ung Baik, Bernard Duhaime, Houria Es-Slami, Luciano Hazan, Henrikas Mickevičius, hacen un llamado a los Estados a tomar acciones firmes  para garantizar la rendición de cuentas por la violencia y los ataques contra periodistas, revertir y resistir la terrible tendencia de impunidad.

“Los periodistas de todo el mundo enfrentan amenazas y ataques, a menudo instigados por funcionarios del gobierno, el crimen organizado o grupos terroristas. Los líderes políticos incitan a la hostilidad al calificar a los reporteros como “enemigos del pueblo” o “terroristas”. Cientos de periodistas son detenidos o desaparecidos por la fuerza debido a su trabajo periodístico. Los gobiernos vigilan a los periodistas y socavan la seguridad digital como parte del ataque diario a los medios libres e independientes. Las organizaciones de libertad de prensa estiman de manera conservadora que docenas de reporteros han sido asesinados solo este año.

Los Estados no han respondido adecuadamente a estos crímenes contra periodistas. Más recientemente, los Estados y la comunidad internacional, incluidas las Naciones Unidas, no han abordado la desaparición forzada y el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi. La única forma de avanzar es establecer una investigación independiente, transparente y creíble sobre su asesinato, autorizada por la ONU e informando a la misma. Todo lo que no sea una investigación completa, reconocida como tal por la comunidad internacional, se burlará de las afirmaciones del gobierno sobre el compromiso con la seguridad de los periodistas.

La impunidad por los delitos contra periodistas provoca más violencia y ataques. Instamos a los Estados a cumplir con sus obligaciones de llevar a cabo investigaciones imparciales, rápidas, exhaustivas, independientes y efectivas, incluidas las investigaciones internacionales cuando sea necesario. Los perpetradores, incluidos aquellos que ordenan o de lo contrario son responsables, deben ser llevados ante la justicia y rendir cuentas. Las víctimas y sus familias deben tener acceso a recursos.

Como cuestión de urgencia, hacemos un llamado a todos los Estados para que implementen el marco legal internacional sobre seguridad de los periodistas. Se deben implementar compromisos de alto nivel, como la última resolución sobre la seguridad de los periodistas adoptada este año por el Consejo de Derechos Humanos. Hacemos un llamado a todos los líderes en todo el mundo para que terminen su papel en la incitación al odio y la violencia contra los medios de comunicación. Estas últimas semanas han demostrado una vez más la naturaleza tóxica y el extenso alcance de la incitación política contra los periodistas, y exigimos que se detenga “.

* Relator Especial de las Naciones Unidas para la promoción y defensa del derecho a la libertad de opinión y expresión.

** Relator Especial de las Naciones Unidas  sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

Traducción no oficial.

Para leer la declaración en su idioma original, ingresa aquí