«Vivir hoy en Venezuela es vivir con una situación catastrófica», afirmó la representante de Perú en nombre del Grupo de Lima durante sesión del Consejo de Derechos Humanos

(Ginebra, 10/11/2019) Durante el debate general del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en el marco de su °47  periodo de sesiones, la delegación de Perú en representación del Grupo de Lima, expresó su preocupación por la crisis humanitaria y de derechos humanos en Venezuela. Además, llamó a la creación de una mecanismo independiente de seguimiento de las violaciones y abusos de los derechos humanos en Venezuela creado por mandato del Consejo de Derechos Humanos.

A continuación la declaración de la embajadora de Perú ante el Consejo, Silvia Alfaro:

Agradecemos la actualización oral sobre Venezuela, que confirma la dramática realidad que viven millones de venezolanos. Vivir hoy en Venezuela es vivir con una situación catastrófica: colapso de sistemas de atención médica; cortes de luz; parálisis de la estructura productiva, agudez  en la escasez de alimentos e hiperinflación económica, vivir con miedo a la represión, a la detención arbitraria, a la tortura, a disentir, a protestar pacíficamente y no contar con el sistema de justicia; esto es vivir en Venezuela.

Las cifras son elocuentes, miles de detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y millones de venezolanos en búsqueda de comida, salud, trabajo, libertad y dignidad. El Perú ha recibido a casi 900 mil venezolanos desde el año 2015, aproximadamente un 3% de la población total de nuestro país, representando un impacto enorme en nuestros servicios de salud, transporte y vivienda. Los países vecinos y de la región estamos encarando una difícil situación originada por una dictadura corrupta que logro que uno de los países más prósperos y democráticos de la región se convierta en un lugar que ha generado la mayor generación de migración humana fuera de sus fronteras sin que haya una guerra de por medio.

El Estado de Derecho y la rendición de cuentas son fundamentales para denominarnos naciones respetuosas de los derechos humanos. Este Consejo debe cumplir su mandato y crear un mecanismo independiente de rendición de cuentas, porque es el propio pueblo venezolano así lo clama.

Apreciaríamos que la Alta Comisionada pueda comentar el rol que cumplen Las FAES, fuerzas de seguridad recientemente homenajeadas por el señor Maduro, en el uso extendido de la violencia en Venezuela.

Puedes ver la declaración aquí (1:20:49)