Según el Centro de Migraciones Mixtas los patrones de movilidad en las Américas han aumentado en escala y complejidad a causa de la crisis venezolana

(Ginebra, 6/11/2019) El Centro para la Migración Mixta publicó su informe anual donde brinda una perspectiva sobre los movimientos migratorios. El CMM explica que este año su análisis se centra en el futuro: ¿Qué les espera a los migrantes, refugiados, las migraciones mixtas y la movilidad humana irregular? ¿Qué ocurrirá a la migración laboral y los espacios de asilo, a causa del aumento del nacionalismo y un mundo alejándose del multinacionalismo y que enfrenta problemas globales que necesitan de respuestas coherentes y colaborativas? ¿Cómo se verán afectados por la desigualdad el desplazamiento y la migración forzada, una gobernanza pobre, estresores ambientales, y la respuesta de la comunidad internacional a estos retos?

Además, en el reporte se contemplan varios posibles escenarios , los cuales según el CMM son probables por dos posibles razones. Primero, un campo caracterizado por dinámicas que cambian rápidamente, reportes constantes, atención pública y política. Segundo, explorar futuros desarrollos y su potencial impacto en la migración mixta.

Las Américas

Los patrones de movilidad a través de las Américas han aumentado en escala y complejidad en 2018 y 2019. En Latinoamerica, la crisis en Venezuela se ha profundizado, causando un número sin precedentes de venezolanos buscando protección fuera de su país, mientras que en Norte América, ha habido un aumento significativo en el número de familias de América Central que llegan a la frontera EEUU – México.

El contraste entre las políticas de respuesta a estos movimientos mixtos se hizo más marcado a través de 2019, mientras los países latinoamericanos continúan apoyando a los venezolanos que buscan protección, la administración de los EEUU se centró en reforzar, limitar oportunidades para el asilo y recolectando la cooperación de terceros países para establecer medidas punitivas reactivas.

La profunda crisis en Venezuela
Incremento del éxodo

Mientras la crisis económica, política y social en Venezuela se deterioraba en 2018 y continua 2019, la migración forzada del país continua dominando los patrones de movilidad en Latinoamerica. Para mediados de 2019, 4 millones de venezolanos se han visto forzados a dejar al país debido a la crisis, la mayoría viven en Colombia (1.3 millones), Perú (768.000), Chile (288.000), Ecuador (263.000), Brasil (168.000) y Argentina (130.000). Entre noviembre 2018 y junio 2019, el número de refugiados y migrantes venezolanos en la región aumento en un millón, y las Naciones Unidas estiman que el número total de venezolanos fuera de su país para finales de 2019 aumentará a cinco millones.

Uno de cada cuatro necesita de ayuda

EL CMM recuerda que la crisis de Venezuela es el mayor colapso económico y político sin tener una guerra en los últimos 45 años, y tienen una crisis humanitaria seria y precipitada. «Aunque el gobierno no publica estadísticas socio – económicas, los informes de NU afirman que la situación humanitaria ha empeorado 2019», dice el Centro. Además, resalta que una inflación severa, una seria crisis de salud y hasta abril 2019, 25% de la población necesitaba de asistencia humanitaria. Una serie de sanciones unilaterales impuestas por EEUU en enero y agosto 2019 generó preocupaciones por parte del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de que estas tienen el potencial de «exacerbar significativamente la crisis para millones de venezolanos».

El CMM asegura que durante los primeros seis meses de 2019, en las fronteras de Venezuela emergieron como un punto álgido para concursos sobre la ayuda humanitaria e influencia extranjera. Recuerda que en febrero 2019, el presidente Nicolás Maduro cerró las fronteras venezolanas para prevenir que la ayuda humanitaria brindada por EEUU, Brasil y Colombia ingresaran al país. Los cierres forzaron a los venezolanos a tomar rutas alternativas para salir e ingresar a Colombia y Brasil, aumentado los riesgos de extorsión por parte de oficiales fronterizos venezolanos en ambas fronteras, así como a la violencia, robos y reclutamientos forzados por actores armados en la frontera con Colombia. En mayo y junio 2019, Venezuela abrió nuevamente sus fronteras con Brasil y Colombia, permitiendo el cruce formal. Luego de la re apertura, un número significativo de venezolanos cruzaron hacia los países vecinos a través de los puntos fronterizos oficiales para poder comprar comida y suministros médicos que no están disponibles en Venezuela.

Respuesta regional

«La crisis venezolana ha tenido un impacto profundo en la región», afirma el CMM. Dice en el informe que la polarizando la política interna, llevando a un colapso de los mecanismos diplomáticos regionales de coordinación, y colocando una presión significativa en los servicios públicos de los países vecinos que son anfitriones de los migrantes y refugiados venezolanos. En respuesta, varios países en la región introdujeron nuevos requerimientos de visa para nacionales venezolanos en 2019, causando movimientos fronterizos significativos para anticiparse a los cambios.

En el informe se indica la aplicación progresiva de solicitudes de visado en países de la región para los venezolanos. En junio 2019, el gobierno de Perú introdujo nuevos requerimientos para nacionales venezolanos que buscan ingresar al país. Desde junio 2019, los venezolanos deben poseer un visa humanitaria gratuita en los consulados en Venezuela, Colombia o Ecuador, antes de llegar a Perú. Los venezolanos pueden solicitar asilo en la frontera de Perú y allí hay un número de excepciones humanitarias para los venezolanos que llegan sin los documentos requeridos.

En junio 2019, el gobierno de Chile introdujo una visa turista para estadías cortas en el país para nacionales venezolanos, y anunció que la visa de responsabilidad democrática, la cual permite residir por un año en Chile, estaría disponible en consulados chilenos al rededor del mundo. A su vez, a finales de julio 2019, el gobierno de Ecuador también introdujo requerimientos de visa para venezolanos que ya se encontraban en el país, a partir de octubre.

Corriendo para vencer nuevos plazos

De acuerdo al CMM los cambios en los requerimientos para ingresar a los países precipitaron movimientos significativos de venezolanos tratando de ingresar a Perú y Ecuador antes de la aplicación de los requerimientos. El número de venezolanos que llegan a Perú de Ecuador aumentó de de 2.300 el 8 de junio a 8.000 el 14 de junio, un día antes de los cambios en los requerimientos. Luego del 15 de junio, las llegadas a Perú disminuyeron en un promedio de 400 personas diarias. Similar a los aumentos observados en la frontera entre Ecuador y Colombia, mientras los venezolanos intentaban ir de Colombia a través de Ecuador hacia Perú antes de que los cambios entraran en vigor.

En agosto 2019, en anticipación a los cambios en los requerimientos de visa en Ecuador, los ingresos diarios al país desde Colombia aumentaron de 3.000 al día, llegando a 6.000 en agosto 24, antes de disminuir drásticamente a 30 en agosto 27, y quienes no tuvieran visa se les negó el ingreso al territorio. Un total de 70.000 venezolanos cruzaron de Rumichaca hacia la frontera de Ecuador entre el 1 y 25 de agosto.

Informe completo