Nuevo informe de Refugees International: «Ocultos y asustados: venezolanos sin estatus o protección en Curazao»

(Washington D.C, 12/04/2019) Refugees International (RI) publicó un nuevo informe donde alerta sobre las dificultades a las cuales los migrantes y refugiados venezolanos se enfrentan en Curazao.

En el informe RI  afirma que debido a la intesificación de la migración forzada proveninente de Venezuela, los países de América Latina y el Caribe han encontrado formas de satisfacer las necesidades de esta creciente población. Países como Colombia, Perú y Ecuador, que albergan el mayor número de venezolanos, han implementado planes de residencia temporal que permiten a los beneficiarios permanecer legalmente en el país y acceder al empleo. «En las crisis de desplazamiento, la calidad de los servicios y la asistencia varía típicamente de un país anfitrión a otro, pero el destino de los venezolanos que buscan refugio en la pequeña isla de Curazao, a solo 40 millas de la costa de Venezuela, podría ser el peor en el mundo», asegura la organización.

Según RI, no hay datos actuales disponibles sobre el número de venezolanos en una situación irregular en Curazao, pero según las estimaciones recibidas por la organización, podría ser de 10.000 a 13.000. El gobierno de Curazao no solo no ha implementado un plan de protección para esta población, sino que ha aplicado una «estrategia de eliminación activa» al arrestar, detener y deportar a los venezolanos con estatus irregular, afirma RI. La organización destaca que al Curazao formar parte del Reino de los Países Bajos está vinculado por varios tratados y convenciones internacionales de derechos humanos, incluido el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). «Para los venezolanos en Curazao, sin embargo, estos derechos son inaccesibles».

Un equipo de Refugees International visitó Curazao en febrero de 2019 para investigar las condiciones de los venezolanos que viven allí. El equipo entrevistó a venezolanos que viven en una situación irregular, miembros de la diáspora venezolana con estatus legal en la isla y representantes de organizaciones de la sociedad civil y agencias de la ONU. Describieron una situación grave en la que no existen oportunidades reales para los venezolanos que buscan obtener protección internacional u otras formas de permanencia legal, lo que los obliga a la irregularidad.

Debido a su estado irregular y la política del gobierno de detener y deportar a las personas a Venezuela, los venezolanos describieron al equipo una vida de esconderse a puerta cerrada, en constante temor de las autoridades. Debido a que no pueden acceder al mercado laboral formal, su única opción es trabajar en el sector informal, donde son vulnerables a la explotación y no tienen protección legal ni recursos contra empleadores abusivos. Para las mujeres que enfrentan el abuso a manos de sus parejas o ex parejas, no hay a quién recurrir para obtener protección.

La organización recuerda que en febrero de 2019, a petición de Curazao, el gobierno de los Países Bajos anunció que brindaría asistencia a Curazao para enfrentar la afluencia de refugiados y migrantes de Venezuela. Este desarrollo brinda una oportunidad para que el gobierno de Curazao realice cambios que deben incluir un sistema para otorgar a los venezolanos acceso al estatus legal, incluido el derecho a trabajar, y un final inmediato a la política de detención y deportación de los venezolanos debido a su estatus migratorio.

Refugees Internacional insta al gobierno de Curazao a tomar en cuenta los informes de explotación sexual de mujeres de Venezuela y brindar protección y recursos a las víctimas. Así como a abordar los informes de xenofobia y discriminación contra su población refugiada y migrante a través de una campaña de información y educación.

Traducción no oficial.

Para leer el informe completo ingresa aquí