Venezuela entre los países de alto riesgo para la seguridad alimentaria según la FAO

(FAO, 01/06/2017) La Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO por sus siglas en inglés, ha publicado su informe  de acción y alerta temprana sobre seguridad alimentaria y agricultura,  comprende los meses de abril – junio 2018. En este informe se incluyó a Venezuela.

El informe es emitido cada 3 meses y brinda un análisis de los principales riesgos de desastre para la seguridad alimentaria y la agricultura, donde destaca: posibles nuevas emergencias como resultado de una amenaza de desastre inminente y nuevos desarrollos en países ya afectados por la prolongación crisis que pueden causar un mayor deterioro de los alimentos inseguridad, además tienen dos categorías:

  • Alto Riesgo: Los países se clasifican como de “alto riesgo” cuando hay un alto probabilidad de una nueva emergencia o un deterioro significativo de la situación actual con efectos potencialmente graves en la agricultura y seguridad alimentaria.
  • De guardia: Los países categorizados como “de guardia” en su lugar tienen una comparativamente
    probabilidad más moderada y / o posible impacto, requiriendo
    supervisión.

Venezuela

Venezuela está categorizada como un país de alto riesgo. Cabe destacar que  es el único país de la región que pertenece a esta categoría, la cual comparte con Yemen, Sudan del Sur, República Democrática del Congo, Myanmar, Etiopía y el Sahel.

Early Warning Early Action report on food security and agriculture. April – June 2018

Visión General de los riesgos

  •  El agravamiento de los problemas económicos de Venezuela en los últimos meses, particularmente la hiperinflación, han provocado un empeoramiento de la situación de seguridad alimentaria. El potencial de un repunte de la violencia, coincidiendo con las próximas elecciones presidenciales, pondría  limite el acceso a los alimentos.
  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) predijo que en Venezuela la inflación aumentará a 13 000 por ciento a finales de este año, más de cinco veces la inflación estimada para finales de 2017. El FMI también espera que la economía contraiga 15 por ciento este año. La moneda de Venezuela, el Bolívar, perdió casi todo su valor en 2017. Los riesgos de un incumplimiento de la deuda externa desordenada se mantienen, lo que podría
    estrangular  los ya en declive ingresos petroleros.
  • Las elecciones presidenciales están programadas para el 20 de mayo de 2018. La principal coalición opositora está boicoteando las urnas y solicitó al público realizar manifestaciones, lo que podría conducir a una mayor violencia política.
  • Venezuela importa el 75 por ciento de sus alimentos. En 2016-2017, las importaciones de comida cayeron un 67 por ciento y los saqueos se volvieron frecuentes. En Octubre de 2017, Caritas advirtió que podrían morir 280. 000 niños de desnutrición A comienzos de este año, UNICEF informó que un número creciente de niños sufre de desnutrición. Según Caritas, el número de casos aumenta cada mes.
  • El número de venezolanos que buscan asilo en el extranjero aumentó constantemente en los últimos meses. En marzo de 2018 ACNUR declaró que las medidas de protección internacional deberían se consideradas. El número de venezolanos en Colombia aumentó en un 62 por ciento, más de 550.000 en la segunda mitad
    de 2017, y los migrantes registrados en el país aumentaron a aproximadamente  a 700.000 a fines de febrero de 2018.

Impacto Potencial 

  • Las terribles perspectivas económicas de una mayor inestabilidad política durante el período electoral, plantea preocupación de una agravada situación de seguridad alimentaria durante el período de abril a junio. Los saqueos podrían extenderse. En el peor de los casos, si se produce un incumplimiento del pago de la deuda  el riesgo para la estabilidad sistémica sería sustancial.
  • Un empeoramiento de la situación humanitaria podría tener un grave impacto en la estabilidad regional. El flujo de refugiados a los países vecinos podría desestabilizar aún más las economías locales y comunidades. Colombia es de especial preocupación. Mientras que el proceso de paz con las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) está en camino, el país está siendo testigo de un resurgimiento de violencia del Ejército de Liberación Nacional y las próximas elecciones presidenciales programadas en mayo-junio de 2018.

Acciones tempranas recomendadas 

Cultivos y ganado

  • Establecer sistemas de producción multifamiliares o comunitarios (a través de escuelas de campo de agricultores) para recuperar la producción de alimento y verduras, de acuerdo con las condiciones climáticas y
    preferencias culturales, con un fuerte enfoque administrativo en riesgo agroclimático.

Agua

  • Adaptar o instalar la infraestructura de suministro de agua para consumo humano y adaptar la infraestructura para el suministro de agua requerido en los sectores de agricultura y ganadería.

Migración

  • La crisis migratoria también afecta a otros departamentos en Colombia, más notablemente Arauca y Norte de Santander. Es recomendada realizar una evaluación de las necesidades de seguridad alimentaria en los dos departamentos comprender los impactos de la migración en las zonas rurales y agrícolas, medios de subsistencia e informar el diseño del programa.

Para leer el informe completo en su idioma original, ingresa aquí