Venezuela no cumple leyes nacionales y convenios internacionales en derechos ambientales

(Caracas 01 de junio de 2015. Fundación Aguaclara). Dentro del marco del 3er Examen Periódico de Venezuela en la 55 Sesión del Pacto de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales PIDESC, el 2 y 3 de junio se evaluará al país sobre el ejercicio de los derechos humanos antes mencionados. La Fundación Aguaclara envió al Comité correspondiente su informe alternativo, basándose en los artículos del Pacto que protegen concretamente: el Derecho de los Pueblos a Recursos Naturales que garanticen su subsistencia, el Derecho al Agua y el Derecho a un ambiente adecuado para la salud. 

De acuerdo a la Fundación Aguaclara, en la actualidad el país presenta una falta de institucionalidad que impide el ejercicio y el disfrute de estos derechos y como evidencia indica en su informe ilícitos ambientales cometidos desde las oficinas y las dependencias gubernamentales por funcionarios que deberían proteger la vida, el bienestar y el patrimonio natural de todos los venezolanos.

Entre los ejemplos citados, todos del dominio público, se encuentran: la situación del Ministerio del ambiente, del Instituto Nacional de Parques INPARQUES, la situación de las hidrológicas y sus plantas de potabilización, situación que incide directamente en la incapacidad de potabilizar el agua para consumo humano.

– Dice el Estado que, en el año 2009, se garantizó acceso al agua potable a 95% de la población y que se cumplió con el de saneamiento mejorado, al lograr una cobertura de 84,4% a través del Plan Nacional para Ampliar la Cobertura de Agua Potable y Saneamiento. También dice que el agua de consumo humano cumple con las exigencias establecidas en la normativa vigente y que la recolectada es devuelta a fuentes naturales. El Estado señala que se cuenta con la infraestructura necesaria para abastecer de agua potable a una población de 30 millones de personas. Bajo esta premisa dice haber cumplido por adelantado con el Objetivo del milenio Nº 7 literal C.

Sin embargo, las plantas que tratan el agua que consumimos fueron construidas entre los años 50 y 70, cuya capacidad potabilizadora estaba perfectamente adaptada al agua de aquél entonces. Hoy en día, esas plantas, cuyo mantenimiento además ha sido muy deficiente, no tienen la capacidad para tratar el agua que reciben. Al mismo tiempo, no existen plantas depuradoras que limpien el agua de donde se sirven las plantas potabilizadoras. Para asegurar que el agua tenga un color transparente, se han aumentado las cantidades de cloro y aluminio vertidas por encima de la cantidad recomendable. Por lo tanto, no es un agua confiable para ser consumida por humanos.

– Otro punto que destaca la ONG es la obligatoriedad, por mandato gubernamental, a la exposición al mercurio a través de los bombillos ahorradores que se han repartido en todo el país sin ningún tipo de advertencia u otra política pública sobre el manejo y disposición final de estas luminarias que contienen un neurotóxico como el mercurio. Según medios oficiales, se han repartido millones de bombillos ahorradores. Existe una resolución en Gaceta Oficial que prohíbe la fabricación, venta compra y distribución de los bombillos incandescentes con lo que en realidad se está obligando a las personas a instalarlos en sus casas. Cada unidad posee cinco microgramos de mercurio, cantidad suficiente para contaminar 5 mil litros de agua.

– La Fundación Aguaclara también señala en su informe la peligrosidad del plomo que contiene el Policloruro de Vinilo (PVC) utilizado por la empresa estatal Petrocasa en el material de construcción de viviendas -“las petrocasas”-, el cual expone a sus habitantes a un metal pesado a bajas dosis pero permanente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que no existe límite seguro de plomo. Este polímero, no degradable, posee un ciclo de vida nocivo para la salud. Desde su fabricación emite Dioxinas, con propiedades cancerígenas y prohibidas a nivel internacional por el Convenio de Estocolmo, ratificado por Venezuela, sobre contaminates orgánicos persistentes; y durante su vida útil desprende el metal pesado. Si llegase a incendiarse, además de las dioxinas, desprende también los elementos volátiles del cloro, altamente tóxicos.

– Asimismo, los parques nacionales representan 16% del territorio del país. Son zonas bajo protección especial por la mega biodiversidad que protegen. En ellos se encuentran las principales fuentes de agua dulce que abastecen al país. Nada más el río Caroní, en el Parque Nacional Canaima, abastece 60% de la electricidad del país. También son zonas de seguridad por su localización fronteriza. A pesar de ello, se ha entregado a empresas extranjeras como garantía de préstamos realizados al país, la producción de oro y otros metales (hierro, coltán); cuya explotación se realiza en su gran mayoría en estas áreas protegidas. Para la extracción del oro, se utiliza mercurio, el cual se emite a la atmosfera y también es vertido en los ríos de zonas prístinas, hábitats de etnias y culturas ancestrales.

Algunas de las recomendaciones solicitadas son:

  • Reestablecer la institucionalidad y respetar las leyes ambientales vigentes en el país.
  • Restituir las funciones rectoras, científicas y técnicas del Ministerio del Ambiente
  • Garantizar la potabilidad del agua y ofrecer un agua apta para el consumo humano.
  • Suspender el uso del Policloruro de Vinilo en la construcción de viviendas.
  • Detener la repartición de bombillos ahorradores e implementar una política pública para el manejo adecuado de estas luminarias.
  • Cumplir todos los convenios ambientales ratificados por el Estado venezolano, en particular el de Estocolmo, Rotterdam, SAICM, Cambio Climático,
  • Diversidad Biológica, y ratificar e implementar el Convenio de Minamata sobre mercurio.

Para leer el informe completo: www.aguaclara.org

También en Informe Alternativo Derechos Ambientales PIDESC Fundación Aguaclara

Y en la propia página del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas:
http://tbinternet.ohchr.org/_layouts/treatybodyexternal/Download.aspx?symbolno=INT%2fCESCR%2fCSS%2fVEN%2f20417&Lang=en