Relator Especial de Naciones Unidas “Las sanciones, que pueden llevar a la inanición y la escasez de medicinas, no son la respuesta a la crisis en Venezuela”

(Ginebra, 31/01/2019) Un experto de la ONU en derechos humanos ha advertido que la coerción, ya sea militar o económica, nunca debe usarse para buscar un cambio de gobierno en un Estado soberano, sino que se debe fomentar un diálogo constructivo para encontrarle solución a la crisis en Venezuela.

Las sanciones, que pueden llevar a la inanición y la escasez de medicinas, no son la respuesta a la crisis en Venezuela, aseguró el relator especial de la ONU sobre el impacto negativo de medidas coercitivas unilaterales este jueves en un comunicado.

La declaración ocurre luego de que Estados Unidos impusiera sanciones a la compañía petrolera nacional de Venezuela.

“Me preocupa especialmente escuchar los informes de que estas sanciones están dirigidas a cambiar el Gobierno de Venezuela“, dijo Idriss Jazairy.

Para Jazairy, la coerción, ya sea militar o económica, nunca debe usarse para buscar un cambio de gobierno en un Estado soberano. “El uso de sanciones por parte de poderes externos para derrocar a un gobierno electo está en violación de todas las normas del derecho internacional”, aseguró.

El relator hizo un llamado a la comunidad internacional para que participe en un diálogo constructivo con Venezuela para encontrar soluciones a los verdaderos desafíos a los que se enfrenta.

“Las sanciones económicas están agravando la ya aguda crisis que afecta a la economía venezolana, lo que se suma al daño causado por la hiperinflación y la caída de los precios del petróleo. Este es un momento en el que se debe expresar compasión por las personas que sufren tanto en Venezuela promoviendo, no recortando, el acceso a alimentos y medicinas”, dijo Jazairy.

El experto independiente recalcó que precipitar una crisis económica y humanitaria en Venezuela no es una base para una solución pacífica y pidió a los Estados que lleguen a un acuerdo para encontrar un camino que respete los derechos humanos de los venezolanos.

La perspectiva de violencia internacional

“Estoy profundamente preocupado por los informes de violaciones graves de derechos humanos que ocurren en Venezuela, incluido un riesgo creciente de violencia y amenazas implícitas de violencia internacional. Es necesario que todas las partes y todos los países trabajen por una solución pacífica que no lleve a más violencia “, agregó el experto.

Jazairy se hizo eco de los comentarios del portavoz del Secretario General de la ONU, subrayando “la urgente necesidad de que todos los actores relevantes participen en un diálogo político inclusivo y creíble para abordar la larga crisis que enfrenta el país, con pleno respeto por el estado de derecho y los derechos humanos”.

El experto de recordó que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, insta a los Estados a resolver sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas, y evitar el uso de medidas económicas, políticas o de otro tipo para coaccionar a otro Estado en relación con el ejercicio de sus derechos soberanos.

“Insto a todos los países a que eviten aplicar sanciones a menos que lo apruebe el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como lo exige la Carta de la ONU”, concluyó el relator especial.

Para leer el comunicado oficial, ingresa aquí