Front Line Defenders: «Venezuela: escalada de ataques contra organizaciones que realizan labores humanitarias».

(Dublin, 19/02/2019) Luego del allanamiento ilegal realizado por el Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (CICPC) de la Fundación Mavid, organización que brinda atención a personas con VIH/Sida, y la detención arbitraria por 7 horas de 3 miembros de la organización Jonathan Mendoza, Manuel Armas y Wilmer Álvarez. Además, la fundación  informó que las autoridades confiscaron medicamentos antirretrovirales y fórmulas lácteas para madres en gestación y niños que viven con VIH / SIDA, así como equipos y documentos internos de la organización.

Ante estos hechos, Front Line Defenders condenó el ataque contra la Fundación Mavid y afirma seguir con preocupación por la posibilidad de nuevas represalias contra sus integrantes. El allanamiento ilegal de las oficinas y la posterior retención y cuestionamiento de sus integrantes establecen un grave precedente en el contexto de la emergencia humanitaria compleja de Venezuela. Tras los ataques contra la Fundación Mavid, Front Line Defenders afirma haber recibido información adicional de actos de hostigamiento contra los presidentes de otras dos organizaciones de apoyo a las PVVS.

En el comunicado Front Line Defenders expresa su profunda preocupación por estos actos, los cuales tienen la intención de provocar un efecto intimidante en la comunidad de personas defensoras de derechos humanos en Venezuela, particularmente aquellas que siguen denunciando la emergencia humanitaria y promoviendo la ayuda humanitaria.

En este contexto, Front Line Defenders inta al Estado venezolano:

1. Poner fin a todos los actos de hostigamiento contra personas defensoras de derechos humanos y
organizaciones que brindan apoyo humanitario, en particular a aquellas que trabajan con las PVVS;

2. Tomar todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica y la
seguridad de todos los integrantes de la Fundación Mavid, en coordinación con ellos;

3. Garantizar en todas las circunstancias que todas las personas defensoras de derechos humanos en Venezuela puedan realizar sus actividades legítimas de derechos humanos sin temor a represalias y sin restricciones.

Para leer el comunicado oficial, ingrese aquí