Primera actualización del informe sobre Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

(Caracas. CEPAZ, 06/03/2019)  Durante el próximo periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos (CDH), del 25 de febrero al 22 de marzo de 2019, se espera que el 20 de marzo la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presente una primera actualización del informe exhaustivo que elabora sobre la situación de derechos humanos en Venezuela, como parte de la solicitud emitida por el Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2018.

El pasado 27 de septiembre de 2018, por primera vez desde su creación en 2006, el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas emitió un dictamen que exige investigar y discutir la situación de Venezuela en las próximas sesiones, al aprobar la resolución titulada “Promoción y protección de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela”.

En ella, el CDH reconoce de manera expresa la crisis política, económica, social y humanitaria del país, al exhortar al Gobierno venezolano a que acepte la asistencia humanitaria a fin de hacer frente a la escasez de alimentos, medicamentos y suministros médicos. Al igual que hace reconocimiento de graves violaciones de derechos humanos en el país. [1]

En función de ello, solicita a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos la realización de un “informe exhaustivo” por escrito sobre la situación de los derechos humanos del país para que sea presentado en el pleno del Consejo de Derechos Humanos en junio 2019. Para el periodo de sesiones que inicia este 25 de febrero de 2019, se espera que Bachelet exponga oralmente información actualizada sobre ese tema.[2]

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas es un órgano fundamentalmente político que tiene como fin promover y velar por los derechos humanos en todos los países miembros. Entre sus tareas principales destacan la investigación y el seguimiento de las violaciones de los derechos fundamentales, y la discusión de estos durante las sesiones anuales. Para ello cuenta con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos (Oacdh).[3]

En este sentido, se hace necesario resaltar la labor que las organizaciones de derechos humanos de la sociedad civil venezolana hemos venido realizando en los últimos años, con el envío de información a los órganos técnicos de los sistemas de protección de derechos humanos sobre la situación en Venezuela.

Por ejemplo, en el sistema interamericano hemos participado en audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, presentado medidas cautelares, casos, haciendo denuncias y reportes sobre la agravada situación de derechos humanos en el país.[4]  Por su parte, en el sistema de Naciones Unidas se han presentado informes ante los órganos de tratados, los procedimientos especiales y el proceso del Examen Periódico Universal.

Esta respuesta por parte de los organismos internacionales, a través de los distintos informes publicados y los pronunciamientos, se han basado en su mayoría en informaciones provistas por la sociedad civil.

Con ello, nuestra labor ha sido clave para obtener la importante respuesta que tuvimos en 2018 en instancias internacionales para la denuncia de la situación de derechos humanos en Venezuela, bajo la forma de un informe país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)[5], un segundo informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacdh),[6] un informe del panel de expertos internacionales independientes designado por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA)[7] y varios pronunciamientos de relatores especiales.

Es necesario señalar que la realización de este informe no ha contado, hasta el momento, con la visita del equipo técnico de Oacdh en el territorio nacional para recaudación de información. Ante un contexto de alta crisis política y emergencia humanitaria, donde la adopción de mecanismos para la activación de la asistencia humanitaria y seguimiento de la situación venezolana se hace cada vez más necesaria.

Por tanto, la presentación de esta primera actualización este 20 de marzo representa un gran avance en materia de derecho internacional de los sistemas de protección de derechos humanos. Al poder constatar, una vez más, el agravamiento de la situación de derechos humanos en el país y con ello, demostrar la necesidad de adopción de medidas por parte del Consejo de Derechos Humanos en el contexto venezolano.

Lee el comunicado aquí