Relatora de Naciones Unidas: «La violencia contra las mujeres durante el parto debe parar»

(Ginebra, 07/10/2019) El maltrato y violencia contra la mujer durante el parto son una violación de derechos humanos que está siendo generalizada y sistemática y que continua afectando la vida de las mujeres en el mundo, y debe parar, dijo la experta de derechos humanos de la ONU, Dubravka Šimonović

«Las mujeres que dan a luz tienen el derecho de recibir cuidado libre de violencia y maltrato, pero la realidad de millones al rededor del mundo, quienes finalmente han alzado su voz, es lo contrario», dijo Šimonović, Relatora Especial sobre la Violencia Contra la Mujer, durante la presentación de su informe ante la Asamblea General de NU.

«Las mujeres sufren violaciones que van desde el abuso verbal, comportamiento sexista y severas humillaciones, desde violencia física así como procedimientos médicos innecesarios y obligatorios realizados sin consentimiento informado», alertó la experta en derecho humanos.

«Algunas se someten a tratamientos quirúrgicos invasivos sin anestesia, incluyendo ser sometidas a tratamientos quirúrgicos invasivos, remoción quirúrgica de la placenta y sutura luego del nacimiento. También sufren de violaciones hacia su privacidad y abuso físico«.

En el informe se indica que las mujeres son regularmente silenciadas debido a miedos y tabús, vergüenza y la creencia de que el parto es un evento que requiere de sufrimiento.

«Estos no son eventos esporádicos sino parte de una violencia de género continua, que ocurre en el contexto amplio de desigualdad estructural, violencia sistemática y el maltrato de las mujeres durante el parto debe terminar», señaló Šimonović .

En el informe presentado ante la Asamblea General se señala que desde 2015, nuevos movimientos sociales demandan los derechos de las mujeres en los servicios de salud reproductiva y durante el parto han surgido en varios países y han roto tabús y han llevado la luz hacia los patrones de maltrato y violencia que las mujeres sufren, demostrando que el maltrato y la violencia durante el parto se encuentra arraigada en los sistemas de salud del mundo.

«Las raíces que causan estas formas de maltrato y violencia, incluyendo sistemas de salud fallidos, las dinámicas de poder existentes entre la relación proveedor – paciente, así como las leyes de discriminación y prácticas no deben permitirse impacten en la salud y bienestar de las mujeres durante el parto y se deben enfrentar urgentemente«, dijo Šimonović

«Los Estados son responsables de atender las violaciones realizadas por las instituciones de salud, ya sean cometidas por empleados del sector público o por contratistas privados que trabajan en nombre del Estado. Los Estados también tienen la obligación de mantener sus obligaciones con los derechos humanos, incluyendo aquellos que se encuentran bajo la Convención de Discriminación Contra la Mujer y la Declaración de NU sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Traducción no oficial

Fuente oficial