Consejo Permanente de la OEA rechaza los actos de obstrucción e intimidación contra la AN ocurridos el 5 de enero

(Washington D.C., 10/1/2020) El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) realizó una nueva sesión extraordinaria para discutir los acontecimientos que han ocurrido en torno a la Asamblea Nacional venezolana y la elección de su nueva junta directiva.

Varios embajadores de los países miembros expresaron su rechazo y consternación ante esto hechos. Entre ellos el Embajador Trujillo de los Estados Unidos, quién recordó que estos actos de hostigamiento ya han sido denunciados en reiteradas ocasiones, incluyendo el informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachellet. » Desde que ganó la oposición en Venezuela el régimen ha intentado eliminar la única institución democrática que queda», afirmó.

Por su lado, el Embajador de Brasil, Fernando Simas, explicó que el gobierno de Nicolás Maduro ha implementado una campaña de acoso, sobornos y decisiones fuera del marco legal. «No bastó con la creación de la asamblea constituyente, un poder paralelo, y declarar a la Asamblea Nacional en desacato, ahora sin pudor quiere intervenir en el desarrollo legislativo», señaló. Además, Simas afirmó que estos acontecimientos son un retroceso para la restauración de la democracia, los cuales son rechazados por su país.

La delegación de Colombia, presidida por el Embajador Ordóñez, aseguró que las acciones por parte del gobierno de Nicolás Maduro contra la Asamblea Nacional iniciaron el 20 diciembre día donde ocurre la desaparición del diputado Gilbert Caro, quién fue detenido por el SEBIN sin cargos. » Debemos unirnos para brindar una voz de aliento para que los miembros de la Asamblea, no abandonarla en su intento por restituir el Estado de Derecho. Maduro y sus cómplices no están dispuestos a admitir el menor síntoma de democracia  en Venezuela», dijo el Embajador.

La Embajadora Monserrat Solano, representante de Costa Rica ante el CP, manifestó la preocupación de su país por los eventos que han tenido lugar la última semana, » Esto constituye un golpe más a la institucionalidad democrática de Venezuela». En la misma línea, la delegación Argentina en voz del Embajador Raimondi aseguró que estos hechos representan un obstáculo para el Estado de Derecho y el restablecimiento del diálogo. A esto se le suma la postura de Santa Lucía, representada por el Embajador Anton Edmunds, señalando que es inaceptable se le niegue a los diputados acceso al parlamento. «Es un intento por ahogar la democracia en Venezuela».

El Embajador de Uruguay, Gustavo Sotelo aseguró que su país se encuentra preocupado tras los eventos del 5 de enero, en particular por la violación de los derechos de los diputados opositores. También, nuevamente expresó el rechazo del Uruguay hacia la delegación venezolana designada por la Asamblea Nacional. «Uruguay no puede aceptar el reconocimiento colectivo de un gobierno elegido por una mayoría mínima ni a su  representante, un usurpador de la autoridad de un país que no es Estado miembro». Declaraciones que fueron respaldadas por las delegaciones de Ecuador, Honduras, Paraguay y Guatemala.

Al contrario, las delegaciones de Nicaragua y San Vicente y las Granadinas afirmaron que la sesión era un nueva intento de interferir en los asuntos internos de Venezuela. » Observamos que la situación en Venezuela es compleja, creemos que a pesar de los desafíos, la democracia y el diálogo deben ser alentados y no las medidas de desestabilización, no el comercio internacional que pueden ser usados como armas», afirmó la Embajadora de San Vicente y las Granadinas, Lou – Anne Gaylen.

El representante permanente designado por la Asamblea Nacional, Gustavo Tarré aseguró que el pueblo venezolano desea el regreso de la democracia y dejar atrás la migración forzada, el colapso de los servicios de salud y el sistema escolar y los alto índices de criminalidad. «El objetivo del régimen es someter al parlamento a través de cualquier medio, por amenaza e intimidación o por compra de voluntades con dinero producto de la corrupción», afirmó Tarré.

El Consejo Permanente con 18 votos a favor, 6 en contra y 6 abstenciones, aprobó la resolución donde condena el uso de la fuerza para impedir que los diputados ingresara al Parlamento e impedir que se realizara la elección de la junta directiva según lo establecido en la Constitución. Apoyar la reelección de juan Guaidó como Presidente del órgano parlamentario y renuevan su llamado al retorno de la democracia, recordando la necesidad de realizar elecciones presidenciales incluyentes, libres, justas y transparentes, con un Consejo Nacional Electoral y Tribunal Supremo de Justicia renovados, autónomos e independientes y con presencia de observadores internacionales independientes.

Vídeo de la sesión